25 junio, 2021

A Mara Salvatrucha gang member attends a mass celebrated by Archbishop Luigi Pezzuto, Apostolic Nuncio to El Salvador, and head army and police chaplain Monsignor Fabio Colindres at a prison in Ciudad Barrios, El Salvador, Monday, March 26, 2012. According to Dionisio Aristides Umanzor, known as El Sirra, leader of the Mara Salvatrucha gang, leaders of the Mara Salvatrucha and the Mara 18, El Salvador's two largest street gangs, have reached a truce, reducing the country's homicide rate, one of the highest in the world. (AP Photo/Luis Romero)

Violencia en America Latina

La violencia en nuestro continente es uno de los principales riesgos que sufren los infantes y mujeres en su gran mayoría, pues el machismo a lo largo del tiempo en nuestras regiones es una situación de manera “común”

La situación en la que todos estamos viviendo de pandemia es algo que nos afecta a todos no solo en cuestiones económicas o sociales sino también en ámbitos físicos y mentales.

Según estudios recientes por organizaciones a favor de las mujeres y niños han dado a conocer informes en donde la violencia domestica ha ido aumentando con el paso de los meses de encierro.

Existen diversos movimientos a favor de las mujeres como lo son las llamadas  líneas de ayuda para mujeres maltratadas, estas han sido de las principales que han alarmado al mundo pues sus informes indican que la violencia de género y doméstica ha aumentado en América Latina y el Caribe durante la pandemia.

En Ecuador, un reciente estudio hecho por la organización UNICEF sobre el impacto del COVID-19 en la desigualdad proyecta que 1,8 millones de personas más caerán en la pobreza a finales de 2020.

Esto debido a que el ser mujer en sociedades machistas da menor oportunidad de estar o permanecer en el campo laboral, llegando así a que tal vez en unos meses si la situación sigue así que millones de madres solteras no puedan ni mantener las necesidades básicas de sus hijos.

De igual manera la ONU reconoce que las mujeres están siendo las más afectadas por esta situación pues la carga de responsabilidades aumenta tanto a nivel laboral como en el hogar.

Las crisis humanitarias cada vez crecen de manera significativa para todos y sin cambios en los principales mandos será difícil que situaciones de discriminación y abuso cambien ya que las mujeres siguen sin formar parte de las decisiones globales por lo que un mundo igualitario se ve muy lejano para millones de mujeres y niñas en el mundo.

A %d blogueros les gusta esto: