9 mayo, 2021

“Una niña embarazada, es una niña violada»

A través de los años, los niños han tenido más voz en la sociedad, sin embargo, aun no hemos podido llegar a darles la voz que se merecen.

Alrededor del mundo, la violencia se ha vuelto algo “normal” sobre todo hacia los niños. Cuando nos referimos a violencia, abarcamos todos los aspectos, ya sea física, psicológica, verbal e incluso sexual.

Según estudios de El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) una de cada diez niñas alrededor del mundo ha sido víctimas de violencia sexual. “En torno a 120 millones de chicas por debajo de los 20 años, es decir, una de cada diez, ha sufrido una violación u otra forma de abuso sexual.”

Según datos de UNICEF, la violencia sexual alrededor del mundo ha incrementado por la pandemia. En la República Democrática del Congo y Guinea Ecuatorial la violencia por parte de la pareja de madre o padre es del 70%, en Uganda, República Unida de Tanzania y Zimbabwe 50%.

Según datos científicos, la edad para poder dar un consentimiento sexual es alrededor de los 14 y los 16, dependiendo de país y estado. Estos datos influyen en cultura y sobre todo y más importante, en la educación sexual.

La manera en la que se trata este tema es diferente en todos los países, incluso es diferente en zonas de un mismo estado. México es un gran ejemplo, donde creen que la religión y la buena educación sexual debe de ir de la mano; sin embargo, no tiene nada que ver una con la otra.

En la mayoría de los países, aun no es legal del todo abortar, sino que conlleva demasiadas restricciones; es decir, en algunos países o estados es legal abortar siempre y cuando sea por violación, la vida de la madre este en riesgo o el feto este en riesgo.

¿Por qué debería de ser legal el aborto?

El aborto al ser legal implica que los centros de ayuda deben ser igualmente seguros. Esto ayudaría a reducir los índices de muertes por abortos clandestinos. Tan solo en 2018, se realizaron aproximadamente 750 mil abortos en México, de los cuales 160 mil fueron en clínicas de salud, lo cual nos dice que solo el 22% de ellos fueron atendidos de manera “legal”.

Las mujeres que deciden abortar de esta manera están en riesgo de morir o ser penalizadas. En estados como Querétaro o Guanajuato es penalizado con cárcel por realizar abortos si no es por violación o si la interrupción fue natural.

Existen cuatro maneras diferentes de abortar voluntariamente cuando no se trata de violación o alguna otra causa legal: aborto clandestino con medicamentos, clandestinos en clínicas públicas, aborto legal en alguna clínica privada o con diferentes hierbas.

Otro riesgo del aborto clandestino es el uso de instrumento no esterilizado, el cual puede llevar a provocar diferentes infecciones que nos pueden llevar a la muerte.

Así como debería ser legal, debería ser gratuito. Son pocas las personas con economía estable para poder pagar un aborto en clínicas especializadas. Un aborto aproximadamente tiene un costo de $2.000-$12.000.

El aborto clandestino es un tema de salud pública, pues conlleva diversos factores: el gran índice de mujeres afectadas, la implicación de la salud sexual y reproductiva, la permanencia de este problema en el tiempo. La Ley Orgánica de Salud establece en el Art. 21 “El Estado reconoce a la mortalidad materna, al embarazo en adolescentes y al aborto en condiciones de riesgo como problema de salud pública”.

Hablemos de las personas “pro-vida”. Son aquellas personas que están a favor de la vida y en contra de abortos.  Dichas personas buscan diversas formas de mantener la vida de los fetos, sin embargo, en mi opinión, se llama egoísmo a las personas que no pueden o no quieren tener hijxs.

Una de las soluciones que estas personas han propuesto para no “matar al bebé”, como ellos le dicen, es la adopción. Tan solo en el plazo de julio-diciembre de 2019 en México, hubo 21 solicitudes de adopción al DIF, de estas 21 solo 4 fueron adopciones concluidas, tres niñas y un niño. En Nuestro país, concluir con una adopción es difícil, pues se tiene que pasar por muchos filtros, psicológicos, económicos, sociales, físicos, entre otros.

Feminismo y aborto.

“El feminismo busca únicamente que quien lo decida, pueda hacerlo de manera segura y sin ser criminalizada”

El movimiento feminista ha buscado la manera de poder que esto sea uno de los derechos de las mujeres, el cual nos de la posibilidad de decidir sobre nuestro cuerpo. Además, se lucha contra los estigmas y la desinformación sobre el aborto que ha impuesto la sociedad.

En nuestro país, se han hecho diferentes manifestaciones sobre la legalización del aborto, sin embargo, solo en la Ciudad de México y Oaxaca se puede abortar sea cual sea la situación.}

Para concluir, el aborto es un tema de suma importancia y debería de ser legal, seguro y gratuito; tengas la edad que tengas. Al hacerlo legal no significa que todas debamos realizarlo, sino que, le das la oportunidad a las mujeres que necesiten o quieran realizarlo. Debería de ser gratuito pues no todas tenemos la economía para poder pagarlo en una clínica privada y seguro para poder reducir la tasa de mortalidad. La adopción puede ser una solución, sin embargo, es muy difícil en nuestro país y no sabes que vida le tocara a esx niñx.

Necesitamos una mejor educación sexual, sin tabús ni estereotipos. Donde se enseñe desde las partes del cuerpo, el consentimiento hasta hablar sobre las diferentes identidades de géneros que existen. El sector educativo debería poder enseñar los anticonceptivos y el sector de salud poder brindarlos con mayor facilidad.

Implementar un mejoramiento en los casos de violaciones, que las personas no se vayan impunes. Las leyes no son fáciles de cambiar, pero si hacer lo posible para hacer justicia a las mujeres violadas en todo el país. Recordemos que una niña embarazada, es una niña violada y no debemos dejar que esto siga sucediendo.

A %d blogueros les gusta esto: