25 junio, 2021

Un gran paso en la colonización de Marte

Tras varios intentos fallidos por meses al fin lo lograron, Space X consigue aterrizar uno de sus Starship con éxito.

La empresa de Elon Musk logró recuperar en una sola pieza a Starship SN15, luego de 9 intentos pudieron elevarlo 10 kilómetros, y devolverlo sin ningún rasguño.

El primer intento fue en el año 2019 y los 7 seguidos en fracaso terminaron en Rapid Unscheduled Disassembly, en español serían desmontajes rápidos y no previstos.

Este proyecto tiene como meta usar estas naves para colonizar Marte, y aunque este es un paso enorme aún tienen un gran camino por recorrer.

A inicios de este intento se tenían otras fechas previstas y eran en las últimas semanas de abril, pero el gran problema es que las condiciones meteorológicas no permitieron que se cometiera.

Este contratiempo se podría decir que fue algo positivo para la agencia pues con esto lograron crear el test, y el día 5 de mayo a las 18:24 horas Texas despegó sin contratiempos.

La maniobra que este cohete utiliza es diferente a los demás Space X, pues no aterrizan de manera vertical, sino que hacen una maniobra previa horizontal para enderezarse al llegar a metros del suelo.

Tras cumplir la prueba de elevación el cohete realizó su sofisticado descenso con precisión y sutileza, pero aun así los expertos que monitorean la misión esperaron para cantar victoria.

Esto se debía a que en la prueba Starship SN10 también aterrizó, pero por azares del destino poco después explotó en mil pedazos, dejando a todos sin expectativas en esta ocasión.

Pero esta vez se llevaron una sorpresa pues afortunadamente, la Starship SN15 transcurrió conforme a lo planeado.

A %d blogueros les gusta esto: