14 abril, 2021

Torneos “4.0”: una estrategia contra los hackers

El problema de los hackers es uno que lleva azotando a la industria de los videojuegos desde hace bastante, ya sea con las filtraciones de información confidencial masivas como ocurrió con Nintendo en varias ocasiones o que algunos jugadores alteran su experiencia de juego para poder pasar un buen rato ellos solos en sus mundos. El rango va desde aquellos que llegan a incurrir en acciones legales como aquellos que solo buscan cambiar la monotonía. Pero hay un punto en el cual, los últimos comienzan a abusar de esto en los juegos en línea.

Con el boom de los juegos multijugador en línea, no faltaron aquellos que, en su nula capacidad de mejorar por si solos, deciden incurrir a programas que alteran su forma de jugar, dándoles una ventaja por sobre los demás que deciden mejorar por su propia cuenta.

Estos “hackers”, en la mayoría de los casos, hacen alarde de sus habilidades y logros obtenidos por estos programas, e incluso deciden participar en torneos en línea. Por mas que las empresas desarrolladoras busquen dar un fin a este, la verdad es que no siempre se puede estar observando a cada jugador y observar que hace y como la hace, y las denuncias de otros ya sabemos que tardan mucho en hacer efecto o ni siquiera sirve.

Sin embargo, en un intento por detener esto, al menos en torneos oficiales de lata gama, se planea hacer uso del llamado “gaming 4.0”. Para poder conocer a que se refiere este 4.0, hay que conocer las versiones anteriores usando de referencia a aquellos que stremean.

La 1.0 hace referencia cuando uno juega sin más, viendo su pantalla y compartiendo eso mismo. El siguiente, 2.0, es el mayormente usado por estas personas y es cuando además de compartir aquello que juegan, tienen una cámara con la cual podemos ver su rostro y cuando a esto se le agrega una cámara mostrando su control o teclado, se llega al 3.0.

El 4.0 es una estrategia que pretende tener una cámara extra apuntando a la pantalla, para poder ver, en lugar de un en vivo de solo el juego, una imagen clara de aquello que ve el jugador, ya que los programas que los hackers usan, no se ven dentro del juego, si no que podría considerarse más bien una superposición de imagen, de modo que la cámara permitiría ver si se usan estos programas.

Aunque es una propuesta buena, sigue siendo eso, una propuesta, ya que no se sabe si esto será un requisito para poder entrar a un torneo, que en el caso contrario no serviría de nada su implementación, pero no quita el hecho de que sea un acción en contra de aquellos que arruinan la experiencia de los demás.

A %d blogueros les gusta esto: