9 mayo, 2021

Sólo queda agua para un año

La restauración de ecosistemas es un hecho debería preocuparnos en gran manera, pues estamos a punto de entrar en crisis de agua.

La presa de Cutzamala está pasando por uno de los momentos más difíciles de su existencia, pues está a nada de colapsar por completo y dejar de existir para siempre, dejando sin agua a millones de mexicanos.

Su nivel ha bajado de una manera alarmante y esta situación se ha convertido en algo continuo en las últimas semanas dejándola a tan solo un 42.8% de su capacidad total.

Por la sequía que está pasando podría entrar en un colapso, en especial porque el déficit de lluvias que hemos vivido hace que la cantidad de agua siga bajando sin ninguna medida.

Sin agua es prácticamente imposible que las presas y las maquinarias funcionen de forma adecuada, causando que la construcción alrededor se venga abajo por completo.

Esta obra dota una tercera parte del total de agua que consume la gente que reside en la ciudad de México, por lo que su pérdida sería una catástrofe de índole nacional.

Durante una conferencia el doctor Benjamín Ordoñez Díaz fijó un plazo sobre la duración que va a tener el agua de dicho lugar si la situación no cambia y el tiempo máximo fue de un año y medio.

Un colapso en este sistema de agua significa una reducción al funcionamiento de 12 alcaldías de la capital y 13 municipios en el estado de México.

De igual manera la falta de agua acarrea otros problemas, que vendrían siendo la formación excesiva de algas y más vegetaciones que afectan a la calidad de agua aunque ésta sea mínima.

A %d blogueros les gusta esto: