12 abril, 2021

Solo en 65% de los comercios están sobrellevando la pandemia.

Hace alrededor de dos meses regresamos al color rojo del semáforo epidemiológico. Esto, significa grandes pérdidas para los negocios de la ciudad. Para poder recuperarse, la iniciativa privada de la capital del país decidió solicitar un replanteamiento de las medidas sanitarias actuales con la esperanza de poder prosperar económicamente.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio Servicios y Turismo de la Ciudad de México resaltó, que, por el cierre de las actividades no esenciales, hay pérdidas de ventas de 60,000 millones de pesos.

Aunque las medidas sanitarias actuales permiten que los establecimientos que cuenten con la oportunidad de servir al aire libre o por ventanillas atiendan a su clientela, no es una realidad para la mayoría de los establecimientos formales, ya que muchos no cuentan con estos espacios.

Además, el presidente de la Cámara detalló que el comercio informal no es el principal responsable del aumento de contagios y hospitalizaciones por el virus de Covid-19, ya que estos cumplen con la mayoría de las medidas necesarias para proteger a sus clientes y personal. Sin embargo, los focos rojos de contagio sean los negocios informales donde no se siguen los lineamientos establecidos por el gobierno.


“Es necesario que los negocios formales puedan reanudar sus actividades dentro de sus establecimientos para impedir que se sigan profundizando los daños económicos y la pérdida de empleos”, añadió.

Eduardo Contreras, presidente de la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño menciona que sólo el 65% de los negocios que existían hasta el último trimestre del año pasado, siguen en pie. Asimismo, destacó que este fenómeno sucede por el impacto económico de las ventas de los primeros meses del 2021.

La economía de la capital requiere de incentivos fiscales para el negocio formal y regulación estricta para el negocio informal. Sólo de esta forma podremos proteger la economía de la capital del país y a la vez cuidar a las personas del mortal virus.

En tanto a las medidas establecidas, el gobierno de la Ciudad de México informó que desde el martes 9 de febrero los centros comerciales y las tiendas departamentales dentro de ellos reabrirán al público. Las medidas sanitarias siguen siendo las mismas: cubre bocas obligatorio, una persona por familia en la tienda, aforos máximos de 20% y un horario de operación de martes a domingo 24 horas.

A %d blogueros les gusta esto: