3 agosto, 2021

Secretario general de la ONU alerta sobre la importancia de invertir en el medio ambiente

“Pido que el 50% de la financiación climática global de los países desarrollados y de los bancos multilaterales de desarrollo se destine a la adaptación y la resiliencia en los países en desarrollo," dijo el Secretario General Antonio Guterres durante la más reciente Cumbre ambiental de la ONU.

Limitar nuestras actividades dañinas para el ambiente debería de ser una de nuestras mayores preocupaciones a nivel mundial, pues nuestro mundo colapsa lentamente.

El disminuir o mantener nuestra temperatura mundial a 1,5 grados es algo que la misma ONU ha declarado de suma importancia, pues de no ser así entraríamos en una época de calamidad; en especial los países más pobres.

Antonio Guterres, secretario general de la ONU, durante su primera Cumbre de Financiación de los Países Vulnerables al Clima, reiteró que se necesita una garantía de que el apoyo financiero y técnico estará disponible cuando sea necesario; en especial porque 48 países están involucrados en esto.

“Para reconstruir la confianza, los países desarrollados deben aclarar ahora cómo van a entregar efectivamente 100.000 millones de dólares anuales de financiación climática al mundo en desarrollo como se prometió hace más de una década” declaró ante todo el piso.

Según Guterres, para que nuestro planeta tenga una recuperación progresiva con el paso de los meses, se necesita reestablecer la cooperación entre los Estados y recuperarse en conjunto de la pandemia de manera sostenible.

Los impactos climáticos que estamos viviendo en la actualidad, de 1,2 grados por encima de los niveles preindustriales, dan al mundo una idea de lo que está por venir. Entre algunas de las catástrofes ambientales que se predicen para el futuro están: sequías prolongadas, fenómenos meteorológicos extremos y grandes inundaciones.

Durante esta Cumbre también se destacó que únicamente el 21% de la financiación climática se destina a la adaptación y la resiliencia. Por el contrario, debería haber una asignación equilibrada del presupuesto tanto para la adaptación como para la mitigación. Respecto a esta situación, Guterres agregó:

“Pido que el 50% de la financiación climática global de los países desarrollados y de los bancos multilaterales de desarrollo se destine a la adaptación y la resiliencia en los países en desarrollo. Y debemos hacer que el acceso a la financiación climática sea más fácil y rápido”.

Un informe publicado por la OMM menciona, como último punto, que con los cambios y las financiaciones necesarias para mejorar el clima pueden llegar a salvar 23.000 vidas al año.

A %d blogueros les gusta esto: