30 julio, 2021

Salud pública en México.

El clasismo en nuestro país se puede ver de muchas maneras, depende de tu poder adquisitivo, pero sobre todo lo podemos ver reflejado en como afecta en la salud básica de los mexicanos.

ISSTE, IMSS, servicio popular… instituciones donde puedes recibir ayuda medica sin pagar, pero como muchas personas sabemos y nos ha tocado, no se recibe un buen trato desde que llegas para pedir una cita. Las personas que no tienen los recursos para poder tener ayuda en hospitales o clínicas privadas son las que acuden a estas instituciones y en ocasiones se debe de esperar meses para poder recibir una cita.

En la clase alta de la sociedad, solo cuatro de diez personas tienen cobertura en estas instituciones publicas ya que se atienen con médicos privados en el caso de enfermarse o de prevención. Cabilderos de los diferentes sectores solicitan que gastos de salud publica sean mas deducibles de impuestos ya que no le dan prioridad a dar dinero a un servicio publico que no ocupan. El gobierno debería de encargarse de estas instituciones, en enfocarse que no falten medicamentos o en hacer más clínicas donde puedan internar mas personas.  

Una normalidad de las personas que acuden a estos servicios de salud pública es hacen una enorme fila para pedir una revisión cuando sus enfermedades ya son avanzadas, no se acostumbra a tener revisiones preventivas ni tomar medicamentos cuando no son necesarios.

En México tenemos ese bonito pensamiento que todos tenemos y debemos tener cobertura a salud pública, lo cual no es cierto; nuestra salud pública se enfoca en tratamiento y curación de las personas cuando se trata de algo “grave”.

A %d blogueros les gusta esto: