9 mayo, 2021

Rusia: Amenazas de encarcelamiento para Navalny

El 20 de agosto de 2020 el opositor al gobierno de Vladimir Putin, Alexei Navalny, aterrizó de emergencia en Siberia tras desmayarse en un vuelo con destino a Moscú.

Navalny fue internado en un hospital de Omsk, pero su familia exigió que fuera trasladado argumentando que su vida corría peligro. El político se encontraba en coma.

El grupo de médicos a cargo del político se negó en más de una ocasión, aunque cedió tras la presión impuesta por la familia. Igualmente, rechazaron la posibilidad de que Navalny fuera envenenado.

Posteriormente, Navalny fue trasladado a un hospital en Berlín y la canciller Ángela Merkel expresó su apoyo para el asilo político del opositor.

Varios laboratorios extranjeros tomaron pruebas y confirmaron que el hombre fue atacado con la toxina Novichok, que se encuentra prohibida. Moscú negó rotundamente estar involucrado en el envenenamiento de Navalny.

Tras despertar, el gobierno ruso congeló las cuentas de Navalny y comenzó una lucha legal en contra del opositor.

En diciembre Navalny publicó en su blog una conversación con un supuesto agente del Servicio Penitenciario Federal donde se confirmaba el ataque contra el político por parte del gobierno del Kremlin, el cual negó de nuevo cualquier implicación con el envenenamiento.

Una semana después, el SPF abrió una investigación por fraude contra Navalny, a quien se le acusó de utilizar dinero recaudado por organizaciones «para la adquisición de bienes personales y materiales, así como para el pago de gastos».

«Parece que (el presidente ruso Vladimir) Putin está teniendo un ataque de histeria. […] Lo dije desde el principio: intentarían meterme en la cárcel por no morir y luego buscar a mis asesinos. Por probar que el mismo Putin estaba detrás de todo. Es un ladrón, listo para matar a los que se niegan a callar sobre su robo», expresó el opositor en su cuenta de Twitter.

Asimismo, la justicia rusa recientemente ha intentado convertir una suspensión de pena (por una condena de 2014) en una pena firme, con el objetivo que Navalny no pueda entrar a la nación.

A %d blogueros les gusta esto: