11 abril, 2021

¿Qué le Depara el Futuro a Nigeria?

Tras el estallido de las protestas en contra de la violencia policiaca y la sanguinaria respuesta de las autoridades gobierno, Nigeria parece estar entrando en una guerra civil contra su propio sistema de seguridad. El reclamo que en un inicio se hizo hacia los escuadrones de policía conocidos como SARS (“Escuadrón Especial Anti-Robos”, por sus siglas en inglés), a quienes se les denuncia por casos de  asalto y asesinato, se ha convertido en la búsqueda de una reforma política en el país. Cuyas principales demandas son una mejor administración de recursos en el país y un gobierno alejado del dominio extranjero. Causas que atacan directamente el grave problema de disparidad económica que existe en la mayoría de los países africanos. Los medios internacionales y la población nigeriana esperan que, si el país continúa en alboroto, éste podría ser un primer paso para la tan esperada “Primavera Africana”.

La Historia del SARS

Los primeros cuerpos de policía fueron establecidos en Nigeria tras haber sido colonizada por el imperio británico en 1924. Su principal objetivo era mantener el orden social dentro del territorio a través de la violencia. Aunque Nigeria alcanzó su independencia en 1960, las viejas estructuras sociales (vestigios del colonialismo) perduraron. Incrementándose con la inclusión de Nigeria a los Programas de Ajustamiento Estructural a los que son sometidos los países tras firmar un acuerdo de préstamo con el Banco Mundial. Así fue como, en 1992, el SARS (Special Anti-Robbery Squad o “Escuadrón Especial Anti-Robos”) se creó.

     El objetivo inicial del SARS era proteger a los ciudadanos nigerianos y a sus pertenencias, pues las precarias condiciones económicas en muchas partes del país ponían en riesgo de asalto a las personas privilegiadas. Sin embargo, aquella característica pobreza se expandió hasta los mismos miembros del SARS, pues no sólo vivían bajo terribles condiciones  (proporcionadas por el gobierno) sin recibir un salario justo, también se buscaba que los integrantes del escuadrón fueran personas sin educación

Una Lucha en Tiempos de Pandemia

“Cuando las personas recuerdan por qué están tristes, los cambios empiezan a ponerse en marcha.”

(Chi Chi, migrante nigeriano.

Tw : @ChiTheAesthete)

Muchas veces se compara la movimiento #EndSARS con Black Lives Matter, pues se dice que los nigerianos se inspiraron de la atención internacional que el movimiento estadounidense estaba atrayendo. Sin embargo, #EndSARS es una iniciativa que se ha mantenido en el país desde el 2017. Además, no exige la desintegración absoluta de los cuerpos de policía o del escuadrón SARS, por el contrario, demanda que el gobierno empodere a sus policías retribuyéndolos con un salario justo para que no se vean en la necesidad de robar para sobrevivir.

Sin embargo, es cierto que el extenso confinamiento provocado por la pandemia del Covid-19 pudo haber sido el principal detonante de las protestas en Nigeria, pues se cree que las medidas de control de la emergencia forzaron a la población a enfrentar la cruda disparidad económica del país. Sin tener distracciones cotidianas que los hiciera olvidar un poco su situación, la necesidad de una reforma se hizo inminente.

El Futuro que Nigeria Quiere Ver

Aún si los enfrentamientos entre civiles y fuerzas armadas no parecen prometedores, tanto Nigeria como sus naciones vecinas esperan que éste movimiento se mantenga en contienda hasta alcanzar una verdadera reforma administrativa. Lo que supondría un desprendimiento de la colonización económica que a través de deudas con el Banco Mundial ha explotado tanto a la mano de obra como a los recursos naturales del país, y la búsqueda de un gobierno que, alejado de estándares occidentales, represente el estilo de vida y cubra las necesidades de la población africana.

Hoy el cambio empieza en la exigencia de una redistribución justa de los ingresos nacionales. Sin embargo, los migrantes nigerianos insisten en que las nuevas reformas de su gobierno deberán tener en consideración ideas contemporáneas como el reconocimiento de la comunidad LGB+. Pues es indispensable que Nigeria, y demás países africanos, superen las estrictas clases sociales y estereotipos británicos que permanecen en el territorio como vestigios de la colonización.

Referencias:

 Akunna, Asley. (2020). The Grapevine. YouTube. Retrieved 28 November 2020, from https://www.youtube.com/watch?v=yaTBQZ8fTlo.

A %d blogueros les gusta esto: