25 junio, 2021

¿Qué está pasando en Colombia?

Las protestas en Colombia, principalmente en la ciudad de Cali, comenzaron el 28 de abril, en medio de la inconformidad con la propuesta de una reforma tributaria proveniente desde el presidente del país, Iván Duque.

La reforma propuesta por el gobernante perteneciente al partido Centro Democrático, reconocido normalmente con la derecha, incluía aumentos en los impuestos sobre la renta y a los productos básicos con los que pretendía recaudar hasta 30 billones de pesos.

Dentro de las propuestas para recaudar esa cantidad, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla propuso que los ciudadanos pagaran un 19% más en todos los servicios públicos básicos como agua, luz, gas. Además, atribuir por los insumos agrícolas y servicios funerarios.

Sumado a esto, Carrasquillo proponía también recortes y reformas a los derechos de la salud y educación, los cuáles fueron golpeados de manera dura por la desfinanciación y privatización en los años 90 en el país sudamericano.

Ante ello, las protestas comenzaron con un paro nacional el 28 de abril, que sumado a la lucha por la reforma tributaria, también sirvió para protestar la compra de 24 aviones de guerra a la compañía estadounidense Lochheed Martin. 

Seis días después, han sido ya 19 las personas que han perdido la vida, todas de ellas jóvenes, así como ha habido cientos de heridos entre los miles de manifestantes que están en inconformidad con tapar, a través de impuestos, el hueco fiscal provocado por la pandemia del coronavirus en el país sudamericano.

Dentro de las protestas ocupantes de las calles en todo el país, grupos de mujeres, personas adultas, madres, campesinos, indígenas, sectores LGBTIQ, motociclistas, taxistas, sector salud, artistas fueron los que encabezaron el movimiento. 

A pesar de que la propuesta era iniciativa del mismo presidente, fue el mismo Duque quien, el domingo pasado, decidió retirar la misma para proponer un alto al combate entre manifestantes y policías; sin embargo, la gente aún muestra inconformidad porque no confían en los cambios propuestos.

Dentro de los días de manifestación, y según datos de periodistas locales que han logrado filtrar información al extranjero, sería un aproximado de 800 personas que han resultado lesionadas a manos de la policía. Mismas agresiones ya han sido condenadas por la ONU.
Los jóvenes manifestantes han creado el hashtag #nosestanmatando, con el que dan a conocer videos de agresiones físicas contra ellos mismos por parte del Estado en las redes sociales como Twitter o Facebook. Además de utilizar la bandera boca abajo como mensaje de petición de ayuda por la situación.

A %d blogueros les gusta esto: