3 agosto, 2021

Nueva explicación para las auroras de rayos x en Júpiter

Tras varios meses de investigación, un grupo de astrónomos dirigido por el University College de Londres (UCL) y la Academia China de Ciencias, ha llegado a nuevas conclusiones sobre este fenómeno.

Desde hace décadas se tenía conocimiento de que Júpiter podría llegar a producir auroras de rayos X, pero no se sabía con exactitud cómo lograba esto. La poca información que la comunidad científica tenía sobre la creación de estas auroras era que solo aparecían cuando sus iones chocaban fuertemente contra su atmósfera.

Sin embargo, el día viernes, la revista académica Science Advances publicó el estudio más reciente que se ha hecho sobre el planeta. Esta nueva investigación da cuenta de las observaciones hechas por un grupo internacional de astrónomos; quienes intercambiaron datos para llegar a sus conclusiones.

Tras varios meses de investigación, un grupo de astrónomos dirigido por el University College de Londres (UCL) y la Academia China de Ciencias, ha descubierto que las erupciones de rayos X Júpiter se desencadenan por las vibraciones periódicas de las líneas del campo magnético de este planeta.

Según este estudio, todas las vibraciones crean ondas de plasma (gas ionizado) que envían partículas de iones pesados «surfeando» a lo largo de las líneas del campo magnético hasta que se estrellan contra la atmósfera del planeta; liberando así energía en forma de rayos X.

Para poder comprobar sus argumentos, los científicos utilizaron instrumentos especializados; tales como el satélite Juno de la NASA, el cual orbita alrededor del planeta. Además, se usó como referencia mediciones simultáneas de rayos X del observatorio XMM-Newton de la Agencia Espacial Europea.

William Dunn, coautor del estudio, reveló: “podría tratarse de un fenómeno universal, presente en muchos entornos diferentes del espacio». 

Las auroras de rayos X se producen en los polos norte y sur de Júpiter, a menudo con una regularidad de relojería. El planeta produce ráfagas de rayos X cada veintisiete minutos. Los astrónomos piensan que procesos similares podrían producirse en otros planetas de nuestro sistema solar; como Saturno, Urano, Neptuno o incluso en lejanos exoplanetas.

A %d blogueros les gusta esto: