25 junio, 2021

Mientras aumentan las tensiones entre EU y Turquía, Sudán e Israel normalizan sus relaciones

Desde finales del siglo pasado, Estados Unidos ha movilizado a sus tropas en el Medio Oriente. Ya sea con la excusa de combatir al comunismo o al terrorismo, la potencia americano ha estado presente con su milicia durante casi terinta años.

Igualmente, la creación del Estado de Israel (mediada por Estados Unidos) es la continuación en la era moderna de un conflicto histórico. Por lo mismo, el Medio Oriente se polarizó literalmente, con un sector apoyando la legitimidad de Israel mientras que el otro respalda a Palestina.

Muchos de los conflictos entre naciones en la zona han sido alimentados por este enfrentamiento por la creación de Israel (o son un reflejo de lo que sucede en Jerusalén).

Sin embargo, una de las propuestas de Donald Trump durante su primera campaña fue “acabar con la interminable guerra del Medio Oriente”.

Parte del cumplimiento de esta propuesta implica mitigar las tensiones entre Israel y los demás países del Oriente Medio.

Hace unas semanas, mediado por el gobierno estadounidense, Israel y los Emiratos Árabes Unidos normalizaron sus relaciones. Seguidos hace poco menos de un mes por Baréin.

El día de hoy el presidente Trump anunció un nuevo acuerdo entre Sudán e Israel, en el cual se normalizarán las relaciones entre ambas naciones.

Asimismo, Trump retiró formalmente a Sudán de la lista de países que promueven el terrorismo.

«El presidente Donald Trump anunció que Sudán e Israel acordaron la normalización de las relaciones, otro paso importante hacia la construcción de la paz en Medio Oriente con otra nación que se suma a los Acuerdos de Abraham» fue lo que declaró un asistente de Trump en Twitter.

Sin embargo, con la confirmación de los ensayos efectuados por Turquía del sistema de defensa S-400 (diseñado por Rusia) complicó las relaciones entre esta nación y los Estados Unidos, ya que Washington expresó su desacuerdo e incluso amenazó con imponer sanciones en caso de que continúen las pruebas de misiles.

«Los ensayos se han hecho y se seguirán haciendo»,es lo que el presidente turco Recep Tayyip Erdogan declaró al respecto. «La posición de Estados Unidos sobre esto no nos preocupa en absoluto», añadió.

A %d blogueros les gusta esto: