25 junio, 2021

Menstruación: tabú y mitos.

Daniela Saraí Lira Terrés

Alrededor del mundo, hablar sobre menstruación sigue siendo complejo, sobre todo en paises como México. A pesar de que el 52% de la población lo experimenta, experimentó o va a experimentar, este proceso biológico sigue lleno de tabús, mitos y silencios.

El silencio que la sociedad le impone a este tema ha llegado a influir directamente en la información que se produce, distribuye y se recibe; y como consecuencia, las personas perciben la menstruación como algo “asqueroso”, aunque sea un proceso natural de los seres humanos. En promedio, una mujer menstrua durante 7 años (2,535 días). Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) “Las normas socioculturales dañinas, el estigma, los prejuicios y los tabúes que persisten en torno a la menstruación siguen siendo una de las principales causas de exclusión y discriminación de mujeres y niñas”.

Son pocas las personas alrededor del mundo que tienen los recursos para comprar toallas femeninas, tampones o copas menstruales para poder “Las normas socioculturales dañinas, el estigma, los prejuicios y los tabúes que persisten en torno a la menstruación siguen siendo una de las principales causas de exclusión y discriminación de mujeres y niñas”

En México, las mujeres suelen poder continuar con su vida sin ningún problema los días de su menstruación, sin embargo, en algunos paises se considera como algo “contaminante e impuro” y se les restringen muchas cosas a las mujeres, así como asistir a ceremonias, no acercarse a la cocina, no tocar el agua, e incluso salir de la casa, incluso en ciertos lugares se les prohíbe entrar a las recamaras, así que se les da una cobertizo para dormir en las afueras de las casas, aunque tengan probabilidad de contraer alguna enfermedad o ser atacada por animales. Estas prácticas refuerzan los estigmas y la vergüenza, es por lo que se debería de implementar una mejor educación sexual. Al hablar de educación sexual no solo es transmitir el proceso, sino que de igual forma darle realismo a lo que puede pasar, así como los dolores menstruales, las manchas y el uso correcto de higiene femenina.

En mi opinión, los gobiernos deberían de ofrecen educación sexual donde las ayuda a las personas a entender el ciclo menstrual sin tabús, y como ayudar a las mujeres en esos días. Los accesorios de higiene menstrual deberían de ser un “regalo” por parte del gobierno, ya no hay mujeres que no tiene suficiente dinero para poder comprar cada mes toallas o tampones. Nosotras no decidimos si nos llega la regla o no, no decidimos ser mujeres y tener este proceso biológico. Existen platicas dirigidas para mujeres, sin embargo, creo que, así como hay para mujeres debería de haber dirigido para hombres, pues de esta forma se podrían erradicar diferentes tipos de tabús y estereotipos.

A %d blogueros les gusta esto: