30 julio, 2021

Más denuncias hacia el Kremlin

Tras su primera entrevista desde que fue envenenado, Alexei Navalny (principal opositor al gobierno ruso) acusó a Vladimir Putin de ser responsable del ataque con la toxina.

«Afirmo que Putin está detrás de este acto, no veo otra explicación» declaró el político a un medio alemán.

Es prudente recordar que el proceso en el que estuvo envuelto Navalny después de presentar los síntomas resultaba sospechoso, ya que los doctores negaron que se tratara de alguna toxina (declaración que resultó errónea tras el análisis en laboratorios alemanes), así como las negativas para permitir que el político abandonara el territorio ruso.

Moscú ha rechazado las acusaciones de Navalny y se ha negado a las presiones internacionales para aclarar la situación.

Irina Slavina fue otra miembro de la oposición afectada por el gobierno ruso, ya que tras mucha presión por parte de las autoridades decidió prenderse fuego en frente del edificio del Ministerio de Interior de la ciudad de Nizhny Novgorod, tras culpar explícitamente al Kremlin de su decisión.

Slavina era la principal editora de Koza Press, un medio informativo pequeño que se anunciaba como “libre de censura y sin órdenes desde arriba”. Por lo mismo, era constante víctima de acosos por parte de las autoridades.

Un día antes de su muerte, denunció en Facebook a los policías e investigadores que irrumpieron en su hogar para buscar alguna relación con el grupo opositor Open Russia. Sus cuadernos, laptop y demás electrónicos fueron requisados por las autoridades, junto con el teléfono de su esposo y la computadora de su hija.

A %d blogueros les gusta esto: