14 abril, 2021

Los resultados de las Declaraciones de Macron y de Erdogan

El asesinato del profesor francés Samuel Paty ha provocado una serie de polémicas tanto en Francia como en varios países donde el Islam es más común.

Comenzando por la razón del atentado, ya que Paty mostró durante su clase unas caricaturas ofensivas que de Mahoma (el Profeta del Islam que según las reglas de esta religión no puede ser representado gráficamente) con el fin de abrir un espacio para discutir acerca de la libertad de expresión.

Se comprobó que el asesinato fue perpetrado por un joven musulmán y migrante, lo que ocasionó una marcha pacífica en Francia para conmemorar al maestro.

Asimismo, esto provocó que el presidente Emmanuel Macron declarara que “Francia no renunciaría a las caricaturas” mientras prometía que se tomarían medidas más serias para luchar contra el “islamismo separatista”.

Cabe aclarar que Francia ha tenido una historia tortuosa con los migrantes musulmanes, ya que desde 2015 son recurrentes los atentados extremistas en la nación europea.

Sin embargo, también es prudente señalar que a pesar de las múltiples peticiones que escalaron a amenazas, la revista satírica Charlie Hebdo ha publicado constantemente caricaturas ofensivas para los musulmanes. La revista ha sido solapada y protegida por el gobierno bajo el argumento de la libertad de expresión.

Durante una reunión con los líderes religiosos del mundo, el Imán egipcio Ahmed el-Tayeb categorizó a las caricaturas como “terrorismo intelectual”.

Al respecto, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, cuestionó públicamente la salud mental de Macron por sus declaraciones, así como por las reformas francesas para aplicar el “laicismo”.

Como respuesta, el mandatario francés exhortó a los miembros de la Unión Europea a tomar medidas contra Turquía, ya que las declaraciones de Erdogan son consideradas como provocaciones (ya que también ha promovido un boicot hacia los productos franceses).

Se consideran a las declaraciones del presidente turco como el propulsor para las manifestaciones islamistas que se han suscitado durante los últimos días.

Durante estas protestas se han visto retratos en fuego de Macron en Siria, o banderas francesas incendiadas en Libia. Igualmente se ha retirado los productos de origen francés de muchos supermercados de estos países.

A %d blogueros les gusta esto: