24 julio, 2021

Lo que nos espera para el 2030

Los cambios climáticos en el año 2020 es uno de los mayores problemas que
existe a nivel mundial, sumando a este las enfermedades mortales que ya hay,
los virus que están siendo descubiertos entre otras cosas que nos están
llevando a todos a hundirnos como humanidad en conjunto.
El día miércoles en una de sus múltiples juntas se trataron temas ambientales y
en cómo será nuestro futuro si seguimos sin tomarle la importancia debida a los
cambios que estamos causando los mismos seres humanos.
El tema central en la junta del día miércoles fueron los tsunami, y el encargado
de hablar fue Antonio Guterres quien recordó que el mundo está acechado por
múltiples peligros donde el riesgo es sistémico y está inmerso en el propio
tejido del desarrollo humano.
Un tsunami por ejemplo no solos causan graves daños en vidas, flora y fauna si
no también el los gobiernos donde suceden.
Los tsunamis son fenómenos poco frecuentes, pero pueden ser
extremadamente mortales. En los últimos 100 años, 58 tsunamis se han
cobrado más de 260.000 vidas.
Un promedio de 4600 pérdidas humanas por desastre, superando cualquier
otro riesgo o desastre natural pues este arrasa con todo a su paso
El mayor número de muertes se concentró en el tsunami del Océano Índico de
diciembre de 2004, mencionado por Guterres. El desastre causó unas 227.000
muertes en 14 países; los más afectados fueron Indonesia, Sri Lanka, India y
Tailandia.
Para 2030, se estima que el 50% de la población mundial vivirá en áreas
costeras propensas a inundaciones, tormentas y tsunamis, pues la constante
búsqueda de urbanización está haciendo que hasta las zonas costeras se
conviertan en esto.
Que los gobiernos tengan planes y políticas para reducir el impacto de los
tsunamis ayudará a construir una mayor resiliencia y a proteger a las
poblaciones vulnerables cercanas a los océanos.

A %d blogueros les gusta esto: