24 julio, 2021

Las Protestas contra el Fondo Monetario Internacional Estallan en Costa Rica

Enfrentándose a las dificultades del receso económico mundial como una nación pequeña y cuyos ingresos se basan en la ecología, el gobierno de Costa Rica planteó una propuesta a inicios de Octubre en la que aceptaban cooperar con el Fondo Monetario Internacional. Éste acuerdo, en el que se pedía un préstamo de 1,750 millones de dólares, traía como consecuencia un nuevo plan económico en el país que aumentaría los impuestos. Algunas de las repercusiones serían, por ejemplo, la implementación de impuestos sobre las transacciones bancarias y el sector inmobiliario (aumentando los ingresos tributarios de la renta). Además, como en cualquier nación en la que se le abren las puertas al monstruo económico del Fondo Monetario Internacional, el cierre de éste trato exigía la privatización de importantes organismo para el país, como el Banco Internacional de Costa Rica y la Fábrica Nacional de Licores.

Inconformes con las decisiones del presidente Carlos Alvarado Quesada, alrededor de 900 civiles salieron a las calles a protestar durante los primeros días de octubre exigiendo que se cancelara la propuesta del plan económico entre su nación y el FMI. La principal estrategia de los Manifestantes fue bloquear 30 puntos a lo largo de las carreteras más importantes del país, con lo que se evitó el tránsito de mercancías y turismo (dos de las principales actividades económicas de Costa Rica) que se dirigía hacia zonas de producción, sitios turísticos y aeropuertos. Estas acciones no sólo provocaron la obstaculización del mercado interno, también afectaron a los transportes cargados con mercancías que se dirigían a Panamá.

La afectación nacional se ha visto reflejada principalmente en la agricultura, pues a los pocos días del inicio de las protestas éste sector perdió aproximadamente 37 millones de dólares. Otro ejemplo es la zona turística de La Fortuna, ciudad ubicada al noroeste de San José y uno de los sitios más visitados por el turismo, que ha tenido que cancelar todas sus reservaciones.

Después de cuatro días de protesta el excandidato presidencial José Miguel Corrales se dio a conocer como el líder del Movimiento Rescate Nacional (responsable de organizar las demostraciones públicas). Sin embargo Corrales no ha actuado solo, demás servidores públicos y líderes sociales han llamado a la población a unirse a las protestas, pues la alianza con un organismo tan poderoso como el FMI esclavizará al país, poniendo en riesgo no sólo la economía de los trabajadores sino que también los ideales ecologistas del país.

A %d blogueros les gusta esto: