14 abril, 2021

La situación migratoria con Estados Unidos.

Con el cambio de administración política y con tan sólo pocos días al mando, Joe Biden sigue intentando restablecer los límites y relaciones comprometidas por el régimen previo al suyo, es decir, el de Donlad Trump. En el tema de migración hacia los Estados Unidos, y aún más específicamente, la relación con México, el presidente planea firmar 3 órdenes ejecutivas que restablecerán los parámetros migratorios del país.

Así mismo, Biden, con su primera orden ejecutiva, planea regresar a los niños y las niñas separadxs de sus familias en la frontera a sus respectivas casas, esto reconociendo que los actos de el expresidente fueron abusivos, inhumanos y una violación a los derechos humanos.

La primera acción que tomará es dirigirse hacia el secretario de seguridad territorial para reunir a varias familias que fueron separadas bajo la ley de tolerancia cero, la cual se estableció en 2018.

Bajo la nueva administración, el gobierno de Estado Unidos buscará llevar a los padres y madres con sus hijxs dentro de su territorio, o que lxs niñxs sean asistidxs a llegar al país donde estén sus familias. El gobierno de Estados Unidos está asegurando un acceso a los tramites pertinentes para que padres y madres deportadxs a sus países de origen, puedan regresar a la vida que tenían junto a sus hijxs.

Las particularidades de este proceso serán basadas en las leyes que apliquen en cada caso y también en la situación de la familia en cuestión; en el mejor de los casos, las familias podrán decidir como prefieren llevar su reencuentro bajo las opciones que se les ofrezcan.

Biden, además de reconocer los impactos en derechos humanos de las personas que intentan migar hacia los Estados Unidos por la frontera del Sur, reconoce que los lineamientos establecidos en la administración anterior, limitaron ampliamente la capacidad de enfrentar un proceso de migración legal. De esta forma, limitó las capacidades de neutralizar a inmigrantes, o en su defecto, de obtener una “green card”, la cuál es una residencia otorgada por el gobierno estadounidense. Consecuentemente, las dos ordenes ejecutivas restantes, serán dirigidas a tratar estas problemáticas. Además, debemos mencionar que limitó el apoyo económico a países, entre ellos México, en necesidad.

Sin embargo, los cambios no serán inmediatos, si no, las autoridades pertinentes y el sistema de justicia son los que delimitarán las maneras más eficaces de retroceder las leyes y lineamientos establecidos por Donald Trump. Activistas por los derechos de los y las migrantes esperan la acción inmediata, no obstante será un proceso de revisar puntualmente las limitantes de migración para que poco a poco, pueda hacerse un proceso que vele por los derechos humanos de las personas involucradas.

A %d blogueros les gusta esto: