13 junio, 2021

La segunda destitución de Donald Trump.

Tras las violentas protestas que tuvieron lugar a principios del mes pasado en Estados Unidos, el expresidente Donald Trump está siendo acusado de ser el principal causante de ellas. Esto como consecuencia de su campaña presidencial y al no aceptar la victoria de su oponente Joe Biden, el actual presidente, calificando los resultados de las elecciones como ilegítimos.

Los disturbios en el capitolio causaron la muerte de una persona y varios actos de violencia. Las autoridades señalan que será crucial en los siguientes días, durante el proceso del juicio para su destitución, mantener en mente que no lograrlo podría costarle mucho al país, como darle la oportunidad de llegar a la presidencia en el siguiente periodo.

Lxs demócratas que serán lxs encargadxs en seguir el caso de Trump, hablarán sobre la participación directa del expresidente en los daños al proceso democrático de las elecciones y demás actos de violencia en un intento desesperado de regresar a tener control sobre el poder del país.

“El presidente Trump ha demostrado, sin lugar a duda, que recurrirá a cualquier método para mantener o reafirmar su control del poder. Un presidente que ataca violentamente el proceso democrático no tiene derecho a participar en él”. -comenta Jamie Raskin de Maryland.

Miembros de el Congreso presentes en el ataque, como Alexandria Ocasio Cortez, política progresista, han tomado sus redes sociales para concientizar a las personas desde una experiencia personal que describe como aterradora.

El juicio para la destitución de Trump, está programado para empezar el 9 de febrero, persiguiendo el crimen de incitación a la insurrección, o en otras palabras incitar a la violencia de los ataques del capitolio. Aunque las alegaciones y argumentos en contra del presidente serán refutados, el equipo legal de Donald Trump tuvo un cambio esporádico, por lo que no se tiene la claridad de la estrategia precisa, pero se sabe que, uno de sus principales argumentos, se basa en la capacidad de enjuiciar a un expresidente.

Es importante mantener en mente que este es el segundo juicio de destitución en su contra en el plazo de un año Donald Trump sigue defendiendo que sus actos del 6 de febrero fueron totalmente apropiados y se intenta deslindar de todas las responsabilidades de las cuales se le acusa.

A %d blogueros les gusta esto: