16 septiembre, 2021

La respuesta del gobierno cubano ante las históricas protestas en la isla y el apoyo internacional a su población

Tras las históricas protestas que se han llevado a cabo en Cuba desde el mes pasado, se han detenido oficialmente a más de cincuenta personas; a pesar de que la cifra real, que podría estar en los cientos de personas, no se tiene aún.

El pasado 11 de junio, en más de 40 ciudades cubanas la gente salió a protestar al grito de “abajo la dictadura”, “tenemos hambre” y “libertad”. El sábado 24 de julio, el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez afirmó que fue el gobierno de Estados Unidos el que “financió” e “incitó” a las protestas en la isla. En redes sociales afirmó que Estados Unidos “utilizó una plataforma tóxica para, con mentiras y tergiversaciones, incitar desórdenes y violencia que justificaran intervención”.

Muchas de las manifestaciones en Cuba se hicieron al tono de la canción “Patria y Vida” de Gente de Zona, Yotuel Romero, Descemer Bueno. Han sido detenidas “provisionalmente” personas relacionadas con la producción de la canción o el video musical de la misma por causar “desórdenes públicos”. Las detenciones se han dado incluso por estar cantando la canción, como ya han afirmado miembros del gobierno.

Se estima que la mayoría de las personas detenidas no han sido registradas ni anunciadas públicamente; algunas han estado en juicios rápidos tras los que han sido encerradas en prisión. Entre las personas enjuiciadas se encuentra Gabriela Zequeira de 17 años, quien fue condenada a ocho meses de cárcel por el delito de “desorden público”. La madre de Gabriela afirmó que su hija ni siquiera formaba parte de las protestas, sino que fue detenida cuando salió de casa y vio las protestas a la distancia. Gabriela fue arrestada por “avispas negras”, que es el nombre con el que se le conoce a la Brigada Nacional Especial cubana, misma que fue sancionada por el gobierno estadounidense por las represiones a manifestantes. La madre de Gabriela agregó que desde que su hija fue detenida no había podido verla ni hablar con ella hasta el día del juicio. 

Varias organizaciones tanto cubanas como internacionales han denunciado que aparte de las detenciones ha habido interrupciones al servicio de internet, seguidas por una conectividad intermitente y restricciones a las redes sociales. En relación a la situación, la ONG Human Rights Watch ha dicho que los abusos llevados a cabo por el gobierno y el cuerpo policial cubano siguen patrones constantes y reiterados y que hay un carácter sistémico en estas violaciones a los derechos humanos cuyas víctimas van desde una joven de 17 años en la calle hasta artistas conocidos internacionalmente.

Sobre los comentarios culpando al gobierno estadounidense, muchos de estos se insertan dentro de una situación sumamente complicada relacionada con el bloqueo que Estados Unidos ha hecho a la isla, mismo que ha sido respondido y rechazado por movimientos como “LET CUBA LIVE” apoyados por personalidades como Mark Ruffalo, Jane Fonda o Noam Chomsky, cosa que no significa que apoyen al gobierno cubano, sino al pueblo cubano, mismo que está siendo víctima tanto del rebrote de COVID-19 en la isla, la represión del gobierno y el bloqueo estadounidense.

A %d blogueros les gusta esto: