3 agosto, 2021

Comercios fueron incendiados por grupos del crimen organizado en el centro de Aguililla, Michoacán, el municipio que se encuentra en disputa por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y los grupos de Autodefensas de Carteles Unidos. Al menos unas 1,500 personas han abandonado sus comunidades en la carretera que une Apatzingan y Aguililla, que permanecia bloqueada por los diferentes grupos delictivos.

La población de Aguililla queda presa por grupos armados

En Aguililla, Michoacán, los pobladores continúan a la espera de que las fuerzas armadas cumplan el acuerdo, firmado por el gobierno federal, para desbloquear las carreteras, accesos y vías de comunicación que tiene tomados el crimen organizado.

La noche del jueves, la 43 Zona Militar colocó un puesto de control sobre la carretera Aguililla-Apatzingán. Esa misma noche, un grupo criminal de la zona, conocido como Cárteles Unidos, bloqueó esa zona; por lo que aún permanece cerrada.

Cercano a esta zona se encuentra uno de los puestos de vigilancia y operaciones del Cártel Jalisco Nueva Generación; específicamente en la comunidad de El Terrero. Los habitantes de este territorio están a expensas de cualquier enfrentamiento o ataque de los grupos criminales.

Los mismos pobladores han expresado que la situación es cada vez más grave en la zona; no sólo por los constantes enfrentamientos entre grupos criminales y el ejército, también por la escasez de alimentos y productos, provocada por los bloqueos carreteros.

A pesar de esta situación, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, expresó que convencerá a los criminales para que disminuyan la violencia en la zona. De igual manera, se llevará a cabo un plan integral de atención con la colaboración de la secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

A %d blogueros les gusta esto: