6 mayo, 2021

La ofensiva de Trump ante su inminente derrota electoral

Tras el contagio del presidente de los Estados Unidos casi todos especularon lo peor, ya que se trata de un adulto mayor con sobrepeso (ambos factores de riesgo al contraer coronavirus).

Sin embargo, tras ser hospitalizado durante tres días, el mismo mandatario fue el que tomó la decisión de darse de alta.

A pesar de la desinformación que existe alrededor del contagio (mucha alimentada por el mismo Trump) el candidato ha retomado su campaña, y ahora su estrategia es hacia la ofensiva. Sin embargo resulta bastante extraño que el resultado de la última prueba sea negativo y que los doctores afirmen que no es contagioso.

Lentamente el actual presidente ha perdido el apoyo de la población estadounidense, ya que tras cuatro años de mandato ninguna de sus promesas de campaña fueron cumplidas.

Asimismo, cada vez resulta más evidente la polarización que provoca en EU, ya que la gran mayoría de su base electoral se comprende de los sectores supremacistas más radicales de la derecha.

Tanta es la división y la violencia que hay detrás de toda la segregación en los Estados Unidos que existen grupos como los Proud Boys. Este grupo en particular se caracteriza por una devoción ferviente hacia Donald Trump. Igualmente está comprendido únicamente de hombres blancos con los mismos ideales supremacistas.

Los líderes de este grupo han hecho un llamado a los miembros para “atacar a todo aquel que no esté de acuerdo con ellos” así como para “esparcir la violencia y liberar todos esos impulsos”.

Estos grupos presentan una amenaza para la seguridad en Estados Unidos, según el Pentágono, ya que el discurso de Trump podría promover una transición violenta si es que pierde la elección presidencial.

A %d blogueros les gusta esto: