23 septiembre, 2021

La historia de Marisela Escobedo.

México es un país donde particularmente los casos de violencia doméstica, laboral y directa se hacen presentes en el sexo femenino, pero este no se detiene ahí ya que en las noticias o redes sociales podemos leer sobre un nuevo caso de feminicidio.

Esto nos lleva a pensar en todo el sufrimiento de perdida que tienen las familias mexicanas día a día, ya que como se sabe para llegar a un faminicidio primero tiene que haber una desaparición.

En nuestro país de manera cotidiana desaparecen alrededor de 10 mujeres al día, y de estas el 60% son localizadas sin vida, el otro 30% siguen sin ser encontradas mientras el restante tiene la fortuna de regresar con sus familias.

Pensemos un momento en las madres de estas niñas, jóvenes o adultas desaparecidas, seguramente estas en su desesperación salen a buscar algún tipo de rastro para encontrar a su familiar desaparecido.

Ese fue el inicio del caso conocido nacionalmente como las tres muertes de Marisela Escobedo, esta historia inicia con una madre desesperada por encontrar no a su hija desaparecida sino al asesino de esta.

La primer “muerte” de esta mujer fue cuando le arrebataron la vida de su hija Rubí Marisol quien en ese entonces tenía solamente 16 años, Marisela paso de ser una madre dolida y con cientos de lágrimas a una mujer activista de los derechos de las mujeres todo esto para buscar justicia ante el caso de su hija.

Al ser encontrado el asesino de su hija Sergio Rafael Barraza Bocanegra quien era su pareja, fue encarcelado un corto periodo de tiempo y aquí es donde surge la segunda “muerte” esta ocurrió en el año 2008 donde el gobierno mexicano absorbió al ya encontrado asesino de Rubí por “falta de pruebas”

En busca de que el caso de su hija sea resuelto al 100% Marisela ocupa todos los medios a su alcance para encontrar la verdad de lo que paso y llevar al homicida a su lugar vino la tercera y última muerte, que fue donde a Marisela Escobedo en busca de justicia le pegaron un tiro en la cabeza acabando así con su vida.

A %d blogueros les gusta esto: