20 abril, 2021

Kim Kardashian y Kanye West están a punto de divorciarse

Parece ser que la gran pareja de Hollywood terminará su romance por varios problemas que han tenido últimamente. Después de seis años de matrimonio y más de ocho años juntos se sabe que la estrella de televisión y el rapero van por caminos separados. Sin embargo, Kim aún no ha solicitado el divorcio.

Kim Kardashian y Kanye West se conocieron en 2003, y el 24 de mayo de 2014, se casaron en el histórico Forte di Belvedere, en Florencia, Italia, en 2014. Según los medios reportaron que la boda costó aproximadamente unos US$2.8 millones, más una semana de viaje en París. En la lujosa boda de Kim y Kanye estuvieron los familiares más cercanos a ellos, incluida su hija mayor, North West, quien nació en junio de 2013.

En octubre de 2019, cuando Kim y Kanye protagonizaron la serie «True Hollywood Story», salió a la luz que, una de las primeras dificultades que tuvieron, según reveló la propia Kim, fue cuando antes de comenzar con Kanye, los amigos de su esposo no veían con buenos ojos esa relación.

A pesar de que, Kim no ha hecho oficial la separación varios medios mencionan que aun no se toma la decisión porque no saben qué es mejor para sus hijos. Ya que ella menciona que siempre se ha preocupado por el bienestar de sus hijos.

Aunque a finales de mayo del año pasado, Kim Kardashian y Kanye West celebraron su sexto aniversario de bodas, con un romántico mensaje en redes sociales en el que la estrella de «Keeping Up With the Kardashians» le decía a su esposo, y padre de sus cuatro hijos, que estarían juntos «para siempre, hasta el final». Pero creemos que nos les duró mucho la felicidad porque fue a mediados de julio, el rapero tuvo su primer mitin presidencial, y allí, habló del aborto y se puso a llorar cuando recordó cómo reaccionó a la noticia de que se convertiría en padre junto a Kim Kardashian. Además de la polémica levantada con sus revelaciones, Kanye West explotó contra su pareja y su suegra, Kris Jenner, y a través de Twitter publicó varios mensajes en los que habló de los planes que su familia tenía para él y en donde también mencionó a sus hijos, North, Saint, Chicago y Palm West.

Tras el escándalo, Kanye West le pidió perdón a Kim Kardashian por hablar de su vida privada, y luego, la pareja se reunió en Wyoming, sin poder evitar a los paparazzi. Aunque parecía que habría una reconciliación para el músico de 43 años y la empresaria de 39 años, las cosas no ocurrieron así.

A %d blogueros les gusta esto: