25 junio, 2021

Iván Duque responde con violencia a protestas indígenas en Colombia

Las protestas en Colombia siguen llamando la atención del mundo. Esta vez uno de los grupos indígenas más importantes del país se unió a las manifestaciones.

La marcha conocida como Minga iba en dirección a Cali para unirse a las protestas que llevan días en contra del gobierno del presidente colombiano Iván Duque. Las protestas estallaron desde el 28 de abril, pero la unión de los grupos indígenas fue hasta el día domingo 9 de mayo de 2021. Muchas personas han resultado heridas y 24 manifestantes han sido asesinados por las autoridades hasta el día de hoy.

El Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) es una organización que agrupa a gran parte de las comunidades indígenas y que defienden todos sus derechos humanos. Estos se encuentran en el departamento de Cauca, en el suroccidente del país.

Hasta el día de hoy, el CRIC ha recibido informes de un total de 8 miembros indígenas con heridas graves. Uno de los defensores colombianos ha hablado al respecto, diciendo que: “Con gran preocupación por lo sucedido tenemos un reporte de que han sido atacados con disparos”.

Los defensores de este grupo también han dado a conocer que en estos días han estado recolectando informes y evidencia de los abusos de autoridad que han hecho los policías del país.

Por su parte, el presidente Duque hizo un llamado a estas comunidades “recomendándoles” que lo mejor que podían hacer era regresar a su lugar de origen para no tener a más heridos en las protestas.

“Es cierto que ellos tienen el derecho a transitar por el territorio, pero sabiendo esta situación de orden público que se vive, deben ellos también enviar un mensaje claro para que retornen su camino a sus resguardos” ha dicho Duque.

Los indígenas han sostenido hasta el momento que la Minga fue atacada por civiles, en conjunto con fuerza pública, que pretendían levantar un bloqueo que habían instalado en el sur de la ciudad. Recalcan que los armados no eran más que policías disfrazados de civiles.

Ellos denuncian este suceso como una táctica de represión, que difiere de los ataques por parte de policías uniformados, hacia los civiles armados que actúan como paramilitares.

A %d blogueros les gusta esto: