6 mayo, 2021

Insomnio

La salud llega a ser demasiado extraña algunas veces ya que factores en nuestra vida cotidiana, hacen un papel fundamental en la alteración de prácticamente todos nuestros sistemas.

A veces lo podemos percatar de manera inmediata u otras lo confundimos con cosas mínimas, pero cuando este se hace más constante acudimos a revisión para confirmar o descartar sospechas.

Diversos casos son lo que se presentan de manera cotidiana en las salas de hospital, en su mayoría son por cosas menores.

Muchas veces todos estos tienen cura pues aunque llegan a ser progresivos son curables, pero siempre con voluntad del paciente, ya que por medio de este todo el tratamiento tiene efecto

Aunque algunos padecimientos empiezan a ser muy leves y con medicación en su mayoría de casos mejora, no siempre se pueden obtener los resultados esperados ya que cada sistema es distinto.

Factores como el trabajo en exceso, el estrés, preocupaciones etc, influyen en gran forma en que empecemos a adquirir padecimientos que van en desarrollo como lo es el insomnio.

Este no es exactamente una enfermedad, sino que es un trastorno que surge de manera repentina en las personas por las causas ya mencionadas antes.

A su vez este tiene sus tipos, que son el agudo que es el que dura menos de 4 semanas, el subagudo si dura de 4 semanas a 6 meses y el crónico que es el más pesado y duradero que es de más de 6 meses.

Los medios de detección de este son muy fáciles de conocer pues en su mayoría es mediante exploración física y examen psicológico, cualquier patología que pueda causar el insomnio.

En ocasiones el insomnio enmascara un problema de ansiedad o depresión, el cual puede llevar a  otro tipo de consecuencias a largo plazo, por lo que sí es posible se pide ser tratado lo antes posible.

A %d blogueros les gusta esto: