1 agosto, 2021

Inician proyecto para crear un escáner PET corporal

El proyecto IMAS busca la detección oportuna de tumores de menor tamaño, además de reducir el tiempo que se lleva en las exploraciones comunes.

Con este nuevo escáner, los científicos del proyecto IMAS no solo buscan la exploración del cerebro, como se hace habitualmente, sino también el de todos los órganos que forman parte de nuestro cuerpo. Esta idea fue una iniciativa del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universitat Politècnica de València (UPV) y la Universitat de València (UV).

Hasta ahora, el proyecto cuenta con un presupuesto total de 7,5 millones de euros; cofinanciados al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Ministerio de Ciencia e Innovación. Este proyecto está siendo desarrollado por la Unión Temporal de Empresas, Quibim (especializada en tecnología médica, inteligencia artificial y procesamiento de imágenes médicas aplicadas al desarrollo de biomarcadores de imagen en radiología) y ONCOVISION (especializada en equipos de imagen molecular).

En conjunto, estas empresas quieren crear un dispositivo de tomografía por emisión de positrones (PET) que mejore las prestaciones de los equipos actuales gracias al aumento de la sensibilidad y resolución espacial. Además, este avance permite aumentar de manera significativa la extensión axial del escáner para así abarcar el cuerpo completo del paciente.

Además, este escáner podrá reducir más aún la dosis de radiación asociada a estos equipos; lo que tendrá un efecto beneficioso directo en los casos de seguimiento de respuesta a tratamientos en los que son necesarios realizar varios estudios PET. Su objetivo principal es la obtención de imágenes moleculares, las cuales utilizan radiofármacos específicos para generar la imagen funcional de un órgano o proceso metabólico en particular.

IMAS busca, entre otras cosas: mejorar la detección de lesiones de menor tamaño, reducir el tiempo de exploración, aumentar el número de pacientes explorados por día, adaptar el diagnóstico al paciente pediátrico, permitir la realización de estudios dinámicos, visualizando simultáneamente procesos fisiológicos de regiones distantes del cuerpo y, en definitiva, mejorar la calidad asistencial.

A %d blogueros les gusta esto: