16 septiembre, 2021

Hallan un lago primitivo enterrado debajo de una capa de hielo

Un grupo de investigadores descubrieron una antigua cuenca de un lago enterrado bajo más de un kilómetro de hielo, el cual contiene varias curiosidades sobre el clima de Groenlandia.

Científicos de la Universidad de Columbia fueron quienes descubrieron la cuenca de un antiguo lago, ya seco, este lago podría tener cientos de miles de años y además podría albergar algunas pistas sobre el clima y las condiciones ambientales que tuvo anteriormente Groenlandia. El lago se formó cuando el noroeste de Groenlandia estaba libre de hielo en algún momento hace cientos de miles o incluso millones de años. Dado el rápido derretimiento en la actualidad, el lago podría revelar el futuro del Ártico a medida que se reducen los casquetes polares. Según el estudio podría llamarse un “mundo perdido”, la cuenca del lago se encuentra a 1,8 kilómetros por debajo de la superficie del hielo y se extiende a más de 7.100 km cuadrados. En su punto más profundo, el lago se habría extendido unos 250 metros hacia abajo.

Además también encontraron 18 lechos de arroyos que todo arroja que desemboca en el lago desde el norte, así como una salida que habría drenado el lago en el sur. Hoy, este antiguo sistema de agua no es más que sedimentos y los científicos no saben cuándo retuvo agua por última vez, pero lo realmente interesante para los expertos es analizar los sedimentos que rellenan la cuenca ya que podrían arrojar luz, como si de una cápsula del tiempo se tratase, sobre como era el paisaje y clima de la región y conocer cuando el hielo estuvo o no presente.

Según investigaciones anteriores , el hielo de Groenlandia ha avanzado y retrocedido en varios puntos durante el último millón de años.

Por ello es posible que también haya habido tramos sin hielo que se remontan a los últimos 30 millones de años. Esto sucedió porque se cree que el lago pudo haberse formado cuando una antigua falla separó la Tierra, creando una depresión, dijeron los investigadores, seguramente en una época más cálida. También otra opción es que fuera el resultado de la erosión de un glaciar en retirada.

La perforación en el lecho del lago también podría proporcionar pistas sobre el futuro ya que los científicos podrían comparar estas condiciones pasadas con las condiciones cambiantes en el Ártico hoy.

A %d blogueros les gusta esto: