30 julio, 2021

Guatemala: protestas contra el presidente, secuelas del Presupuesto 2021

Durante la madrugada del 18 de noviembre el Congreso guatemalteco aprobó el Presupuesto General de Ingresos y Egresos del Estado para el Ejercicio Fiscal 2021.

El presupuesto era de poco más de 99 mil 700 millones de quetzales (cerca de 266 mil millones de pesos mexicanos) y fue cancelado durante la madrugada del 23 de noviembre debido a las fuertes protestas que se organizaron como consecuencia.

Durante las manifestaciones se denunció la corrupción latente que ha existido en la nación latinoamericana y que se vio reflejada en el nuevo presupuesto (comenzando por la opaca forma en la que se discutió y se aprobó).

También fueron criticados los altos intereses que planteaba para préstamos monetarios, contrastados con la falta de inversión.

Asimismo, durante su campaña, Alejandro Giammattei prometió encargarse del problema de la desnutrición que existe en el país. Sin embargo, en el nuevo presupuesto se retiraron 200 millones de quetzales destinados precisamente a la Campaña por la Nutrición.

Es prudente recalcar que Guatemala ha sido azotado por dos huracanes (Eta y Iota) y atraviesa junto con todo el mundo una crisis sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus.

Las manifestaciones rápidamente se tornaron violentas debido a la indignación de la población (al grado que se prendió fuego a un sector del edificio del Congreso), aunado también a la respuesta policial. 

Durante las manifestaciones se evidenciaron claros casos de abuso y de uso excesivo de fuerza (tendencias que se han visto cada vez más en protestas recientes) que serán investigados.

Durante esta semana, la oposición exigió la renuncia de la junta directiva del Congreso debido a la “opacidad” que han manejado últimamente. Asimismo, apuntan a estos miembros como los “responsables” de la crisis que se vive en Guatemala.

De la misma manera, varias comunidades indígenas se manifestaron el día de ayer para exigir la renuncia del presidente.

«Tenemos la capacidad de reunir a más de 100.000 personas y paralizar el altiplano pero también todo el país», advirtió uno de los líderes.

Se denunció en varias ocasiones el empobrecimiento del país a manos de los políticos y sus aparatos fiscales.

A %d blogueros les gusta esto: