1 agosto, 2021

Fusión entre dos agujeros negros y dos estrellas de neutrones; algo nunca cantes visto

El hallazgo, que acaba de publicarse en The Astrophysical Journal Letters, menciona a este hecho como un “festín cósmico.” En un par de agujeros negros devoraron, nada más y nada menos, que a dos estrellas de neutrones.

Este suceso tuvo lugar en dos galaxias a unos 900 millones de años luz de distancia, causando en el proceso ondas gravitacionales que finalmente llegaron a la Tierra en enero del año pasado.

Este fenómeno se descubrió tras realizar un estudio en el que se analizaron colisiones entre estos dos tipos de objetos; considerados como los más extremos y enigmáticos del Universo. Lo interesante y diverso de este caso es que ambos sucesos tuvieron alrededor de 10 días de diferencia; haciendo que, en el proceso, se devoraran.

Uno de los autores del estudio, Chase Kimball, explicó recientemente: “Las ondas gravitacionales nos habían permitido detectar colisiones de pares de agujeros negros y de pares de estrellas de neutrones, pero la colisión mixta de un agujero negro con una estrella de neutrones era la pieza que faltaba para entender las fusiones de estos objetos compactos. (…). Con estas detecciones, finalmente tenemos mediciones de las tasas de fusión en las tres categorías de fusiones binarias compactas.”

Esto quiere decir que en ambas ocasiones las estrellas, al casi tener contacto con los agujeros, entraron en un tipo de “espiral de la muerte”; orbitándose mutuamente, cada vez más rápido, hasta chocar entre sí y producir ondas gravitacionales.

Los eventos fueron detectados a mil millones de años luz de nosotros. Sin embargo, fueron tan agresivos que, aún a esa distancia, el equipo pudo observar las ondas gravitacionales que produjeron.

A %d blogueros les gusta esto: