24 septiembre, 2021

Francia seguirá oponiéndose al acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur

El pasado viernes, el presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que su gobierno se mantendrá en oposición al acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y el Mercado Común del Sur (MERCOSUR) cuando Francia asuma la presidencia rotatoria de la UE en 2022. Esto es por motivos medioambientales, de clima y biodiversidad.

“Francia está en contra del acuerdo con el Mercosur tal y como se negocia hoy y lo seguiremos estando muy claramente. No porque no estemos cómodos con nuestros amigos del Mercosur sino porque por definición, este acuerdo, tal y como ha sido concebido y diseñado, no puede ser compatible con nuestra agenda climática y de biodiversidad”, advirtió en Marsella ante el Congreso Mundial de la Naturaleza (UICN). Asimismo, hizo un llamado a cambiar las políticas comerciales de la UE para que sean coherentes con sus políticas climáticas y de biodiversidad. “Francia ha sincronizado sus prioridades”, resaltó.

Insistió que los acuerdos comerciales que la UE negocie en un futuro deberán reflejar no sólo sus ambiciones económicas sino especialmente las ambientales, para enfrentar el cambio climático y la pérdida de biodiversidad. 

El MERCOSUR es un grupo formado por Argentina, Brasil, Paraguay, y Uruguay, al que en los últimos años se han unido Venezuela y Bolivia. Las negociaciones de la UE con los cuatro países centrales del MERCOSUR se concluyeron en 2019 tras 20 años de negociaciones y han provocado fuertes críticas en Europa, especialmente por parte del sector agrícola y ecologistas. El tratado fue negociado por la Comisión Europea en nombre de los países de la UE, pero no será ratificado definitivamente hasta que los parlamentos de todos los Estados miembros lo hagan. 

Países como Francia y Alemania se han mostrado en contra del tratado, especialmente por las prácticas de Brasil contra el medio ambiente y su manejo de los incendios de la Amazonía, que han ido en aumento. 

Son tres puntos que el gobierno francés cree que deben ser renegociados: 1. Frenar la deforestación. 

2. El respeto a los Acuerdos de París del clima. 

3. Que los productos que los países sudamericanos exporten a Europa cumplan con las normas sanitarias y ambientales europeas.

A %d blogueros les gusta esto: