24 julio, 2021

Francia: Secuelas de golpiza de la policía a productor

El país europeo vive desde hace ya un buen rato una crisis política y social provocada por la discriminación hacia los migrantes.

Esto se ha traducido en atentados de islamistas radicales (particularmente de jóvenes migrantes de primera o segunda generación) y en la respectiva categorización racial de la policía.

Igualmente, la respuesta de Emmanuel Macron, el presidente, ha sido criticada por favorecer a las autoridades y por promover el abandono de la cultura musulmana.

El evento más reciente respecto al abuso racial se dio este 21 de noviembre cuando cuatro policías golpearon al productor afro francés Michel Zeler.

Esto sucedió ya que Zecler caminaba hacia su estudio sin portar mascarilla (en contra de las medidas tomadas por el gobierno para evitar la dispersión) lo que supondría una multa.

Cuando el hombre vio a los policías, rápidamente entró a su estudio para evitar ser multado.

Según el reporte de la AFP, el hombre “forzó” a los policías a entrar al edificio. Asimismo, lo acusaron de rebelión y de un intento de utilizar las armas de los agentes.

Sin embargo, las grabaciones de las cámaras de seguridad y los videos grabados por los vecinos comprueban que la situación fue completamente diferente.

En las imágenes se observa como tres agentes entraron a la fuerza al local para multar a Zecler. Posteriormente se ve cómo lo golpean para obligarlo a salir y al no lograrlo uno lanza una granada lacrimógena dentro del estudio.

La viralización de los videos provocó indignación en la población francesa (quienes ya han criticado la agresividad de la policía) a tal grado que se organizó una marcha masiva de dos días por el rechazo de la violencia policial.

Asimismo, esto sucedió paralelamente con el impulso que Macron le ha dado a la la reforma de la “Ley de Seguridad Global”, donde se plantean multas y hasta encarcelamiento por publicar en línea el rostro de agentes de la policía.

De los cuatro agentes, tres han sido imputados por violencia voluntaria, declaraciones racistas, falso testimonio, violación de domicilio y degradación voluntaria de bienes privados. Dos de ellos han sido encarcelados y los otros dos se encuentran en libertad bajo control judicial.

A %d blogueros les gusta esto: