7 mayo, 2021

¿Fin de la violencia en Myanmar?

La República de Birmania se encuentra en una crisis política y social desde que el 1 de febrero una junta militar realizó un golpe de Estado en contra de la líder Aung San Suu Kyi.

La agrupación justificó la toma de poder con una serie de presuntas violaciones a las leyes aduanales por parte de Suu Kyi.

Kyi fue líder de la nación debido a su constante impulso hacia un gobierno democrático durante la última dictadura militar de Birmania, que terminó en 2011.

Inmediatamente tras el golpe, la población comenzó a organizarse para protestar en contra de la junta militar, así como para exigir la liberación de Suu Kyi quien fue encarcelada tras hacer un llamado a que la gente se manifestara.

Lo que comenzó como un golpe incruento, rápidamente se convirtió en un enfrentamiento violento entre los manifestantes y las fuerzas de la policía y militares.

Incluso, se reportó el uso de grupos de choque dentro de las mismas manifestaciones así como durante la noche en varios barrios, con el propósito de influir miedo en la población y evitar levantamientos futuros.

Varios grupos insurgentes han entrado en combate con las fuerzas militares, siendo el KNU (Karen National Union) uno de los más importantes.

El KNU se ha visto envuelto en varias batallas con el Ejército Birmano, reportando importantes bajas entre las filas de este cuerpo militar. Incluso, el día de ayer declararon la captura de una base militar cercana a la frontera con Tailandia.

Los enfrentamientos han forzado a los pobladores a desplazarse, siendo un estimado de 24,000 civiles que han huido de Birmania buscando alejarse de la violencia.

Durante la reunión de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), el líder golpista de la junta, el general Min Aung Hlaing, se comprometió a cesar la violencia y la represión contra la población civil, así como a iniciar el diálogo para solventar la crisis.

A pesar de este compromiso, el día de ayer las autoridades de la junta declararon que la prioridad es “mantener la ley y el orden”, asegurando que la paz volverá en el momento en que el país “recupere la estabilidad”.

A %d blogueros les gusta esto: