7 mayo, 2021

Explosión de tanque de oxígeno deja 82 muertos y 110 heridos en Bagdad

Por todo el mundo hay exposiciones de sufrir algún tipo de improviso, incluso los lugares más seguros.

La situación de pandemia que estamos viviendo hace que haya un número enorme de personas internadas en hospitales y que sus necesidades por aparatos que los ayuden a mejorar son altas.

En Irak esta vez hubo una tragedia en uno de sus hospitales de COVID pues tras una falla en sus protocolos, uno de sus tanques de oxígeno explotó causando muertes y heridos más de los que ya se tenían.

En el hospital Ibn Khatib ubicado en el área del Puente Diyala, en el sureste de Bagdad, se han dejado hasta ahora 82 muertos tras el estallido y más o menos 110 personas con lesiones.

Esta tragedia ha generado una ola de enojo y rabia entre los familiares de los fallecidos, después de que fuentes médicas la atribuyeran a la negligencia, vinculada con frecuencia a la corrupción endémica que azota al país.

De los hechos se saben muy pocas cosas en realidad entre ellas es que el siniestro se produjo por cilindros de oxígeno que se mantenían almacenados sin respetar las condiciones de seguridad.

Las autoridades que presenciaron los hechos dicen que una gran cantidad de las víctimas se hallaban bajo ventilación cuando estallaron las bombonas de oxígeno, causando un incendio que se extendió rápidamente y no hubo gran oportunidad para el rescate.

El primer ministro del país, Mustafa Al Kazimi, anunció tres días de duelo nacional en respeto y solidaridad a las familias además de una apertura de investigación inmediata al asunto.

Durante el incendio también hubo intervención de los familiares para tratar de rescatar a sus familias aunque realmente pocos tuvieron éxito.

A %d blogueros les gusta esto: