11 abril, 2021

Este sorprendente robot se llama Calamar, esto es lo que necesitas saber…

Unos robotistas han creado y probado un robot acuático basado en el calamar hablamos del equipo de Michael T. Tolley, de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos, detalló su trabajo sobre este robot en la revista académica Bioinspiration and Biomimetics.

El cual consiste en un robot calamar que puede nadar sin necesidad de cables externos de suministro energético ni de otro tipo. Lleva su propia fuente de energía dentro de su cuerpo. También puede albergar instrumentos científicos, incluyendo por ejemplo una cámara, para la exploración submarina. Se propulsa mediante la generación de chorros de agua.

«Esencialmente, recreamos todas las características clave que los calamares utilizan para la natación de alta velocidad», resume Tolley. «Este es el primer robot desconectado de cables externos que puede generar pulsos de chorro para una rápida locomoción como el calamar y puede lograr estos pulsos de chorro cambiando su forma corporal, lo que mejora la eficiencia de la natación».

Este robot calamar está hecho principalmente de materiales blandos como por ejemplo un polímero acrílico, con algunas partes rígidas, impresas en 3D y cortadas con láser. El uso de robots blandos en la exploración submarina es importante para proteger a los peces y los corales, que podrían ser dañados por los robots rígidos. Pero los robots blandos tienden a moverse despacio y tienen dificultades para maniobrar.

El equipo de investigación, que incluye robotistas y expertos en simulaciones por ordenador y en dinámica de fluidos experimental, recurrió a los cefalópodos (son los invertebrados más grandes e inteligentes que existen. Se trata de una clase de moluscos marinos caracterizados por tener tentáculos en su cabeza) como un buen modelo para resolver algunos de esos problemas de velocidad y maniobrabilidad. Los calamares, por ejemplo, pueden alcanzar las velocidades más rápidas de cualquier invertebrado acuático gracias a un mecanismo de propulsión a chorro.

El nuevo robot toma un gran volumen de agua en su cuerpo mientras almacena así energía elástica en su piel y costillas flexibles. Luego libera rápidamente esta energía comprimiendo bruscamente su cuerpo y genera de este modo un chorro de agua que le propulsa.

A %d blogueros les gusta esto: