30 julio, 2021

Estados Unidos: Vacunas, aranceles y las secuelas electorales

El día de hoy el presidente electo de los Estados Unidos, Joe Biden, presentará su plan para abordar la pandemia de coronavirus (EU es el país con más contagios a nivel mundial).

Hay que recordar que el presidente Trump fue duramente criticado por su manejo de la pandemia (incluso cuando se comprobó que contaba con información mucho antes de que Estados Unidos reportara el primer contagio).

Dentro de este plan, destacó el apoyo que mostró a la empresa Pfizer, catalogando como “una buena noticia” el avance que la vacuna que están produciendo.

Esta vacuna contra el COVID-19 está siendo desarrollada por la farmacéutica estadounidense en conjunto con la firma alemana BioNTech.

Hasta el momento la vacuna se encuentra en la fase tres de prueba y se reporta una eficacia del 90%.

El presidente y consejero delegado de Pfizer, Albert Bourla, declaró en un comunicado que «hoy es un gran día para la ciencia, y la humanidad».

Sin embargo, la situación se complica cada día que se acerca la presidencia de Biden y la salida de Donald Trump.

Comenzando por la aprobación de aranceles a las importaciones de Estados Unidos por parte de la Comisión Europea. Sin embargo, el vicepresidente del Ejecutivo comunitario, Valdis Dombrovskis, anunció que se retirarían en “cualquier momento” si hay una reciprocidad.

Esta decisión fue tomada como respuesta a las ayudas ilegales que el gobierno estadounidense le ha concedido a la empresa aeronáutica Boeing.

«Estados Unidos ha impuesto sus aranceles siguiendo la sentencia de la Organización Mundial del Comercio en el caso de Airbus y ahora tenemos una sentencia de la OMC en el caso de Boeing permitiéndonos a nosotros imponer aranceles y esto es lo que estamos haciendo», dijo Dombriovskis.

La OMC aprobó que la UE tiene derecho a imponer aranceles de hasta 4,000 millones de dólares (poco más de 80,000 millones de pesos) a importaciones de Estados Unidos por sus ayudas ilegales a la empresa Boeing. Anteriormente, ya había permitido a Washington fijar aranceles de hasta 7,500 millones de dólares (más de 150,000 millones de pesos) por las subvenciones ilegales de la UE a Airbus, lo que afectó a las importaciones de aceite de oliva, la aceituna de mesa o el vino.

A %d blogueros les gusta esto: