25 junio, 2021

España: ¿Juan Carlos I ocultó dinero?

No es un secreto que las últimas monarquías del mundo han estado envueltas en varias polémicas.

Sin embargo, la monarquía española destaca ya que la situación económica de España nunca ha sido la mejor (comparada con otras potencias europeas) y mantener este estrato social le ha salido muy caro a la población.

El Rey Juan Carlos I decidió abdicar a favor de su hijo en 2014 debido a su avanzada edad y las controversias que lo han rodeado durante su reinado y el “daño” que le han hecho a la imagen de la monarquía.

En ese momento, perdió la invulnerabilidad legal que se le aporta a la figura y hasta este momento siguen abiertas tres investigaciones en la Fiscalía española por lavado de dinero, cobro de comisiones de construcciones en Arabia Saudita, y el uso de “tarjetas opacas” (donde también está involucrada su esposa, la reina Sofía) está inv.

Esto implica que hicieron gastos virtualmente invisibles para Hacienda ya que no figuran como titulares de las cuentas, por lo que no tienen que pagar impuestos. Cabe recalcar que la mayoría de los ingresos de la Realeza provienen de los impuestos de la población.

También es muy importante destacar que en agosto de este año Juan Carlos se mudó a los Emiratos Árabes Unidos por “ciertos acontecimientos pasados” de su vida privada y para facilitar presuntamente el trabajo de su hijo y sucesor Felipe VI.

Fueron estas polémicas la misma razón por la que en octubre el Ayuntamiento de Barcelona decidió retirar la Medalla de Oro al rey emérito.

En el informe expresaron que estos hechos «ponen en cuestión su integridad ética y moral como ciudadano y como servidor público, la integridad de sus acciones mientras disponía de los privilegios asociados a su cargo, la gestión de los presupuestos públicos que le eran asignados, la transparencia y la coherencia entre su discurso público y sus actividades».

Igualmente se refirieron al país de su establecimiento, los Emiratos Árabes Unidos, diciendo que es un «régimen totalitario donde está reportada la reclusión arbitraria, tortura, desaparición forzada de personas y con una legislación que discrimina a las mujeres, criminaliza la homosexualidad y políticas abusivas y de explotación laboral de las personas migradas».

Recientemente, en una investigación de El Confidencial se asegura que durante casi veinte años el monarca ha sido accionista de BBVA, Santander, Iberdrola, ACS, Ence, Abertis, Endesa, Acciona y Repsol, entre otras empresas.

Asimismo, el titular de estas acciones era la fundación Zagatka, la cual dirige su primo Álvaro de Orleans.

Se le ha acusado también en varias ocasiones  de tener cuentas en Suiza para reducir al mínimo su pago de impuestos (entre otras posibles razones más).

A %d blogueros les gusta esto: