24 septiembre, 2021

Elecciones Parlamentarias determinan el futuro de Noruega frente al cambio climático

Este lunes, los ciudadanos noruegos votaron en las elecciones parlamentarias. Uno de los temas más importantes de estas elecciones ha sido el cambio climático, especialmente en relación a la industria petrolera del país.

Tras la divulgación de un informe de la ONU en el que se recomendaban medidas más drásticas para contener las emisiones de gases contaminantes, el escenario político de Noruega se sacudió. Los partidos han hecho pocos comentarios al respecto; se cree que por cuestiones del enorme dinero detrás de las industrias detrás de los combustibles fósiles.

Se espera que el Partido Conservador, al que pertenece Erna Solberg, primera ministra desde 2013, pierda lugares frente al Partido Laborista. Cabe resaltar que Solberg es la gobernante que más tiempo ha permanecido en el poder en la historia de Noruega, y su veteranía política ha sido su principal arma política y una garantía de estabilidad.

Hay analistas que consideran que una ruptura con el sector petrolero para Noruega sería peligroso, ya que representa el 14% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, más del 40% de sus exportaciones y 160,000 empleos directos. Con los años, el Estado de bienestar fue financiado gracias, en parte, a esta industria, que ha sido costosa en materia medioambiental, aunque ha ayudado a apoyar medidas como la protección de los bosques y los programas para incitar a la ciudadanía a comprar automóviles eléctricos. También se considera que fue gracias al petróleo que este país se hizo con uno de los fondos soberanos más grandes del mundo.

Otra cosa importante a tomar en cuenta es que el crudo noruego es el que libera menos gases de efecto invernadero en la etapa de extracción, lo que significa que el cese de producción nacional podría representar un alza en emisiones mundiales porque sería reemplazado por alternativas más contaminantes.

A %d blogueros les gusta esto: