3 agosto, 2021

El pésimo arbitraje de la Concacaf

No es una novedad que en un partido de fútbol se juzgue al árbitro en cómo sancionó a lo largo del encuentro, algunos les puede parecer de manera correcta y a otros incluso se pueden ver hasta afectados por una mala decisión del silbante. No hablo del marcador, sino ya en un tema de lesiones.

El arbitraje de la Concacaf no tiene la preparación necesaria para llevar torneos de alto nivel. Tampoco es la primera vez que a la Selección Mexicana se le ha marcado de manera injusta, empezando desde el torneo de la Liga de Campeones de la Concacaf, posteriormente la Nations League pero ahora el más reciente es el de la Copa Oro.

Fue en el partido contra Trinidad y Tobago donde surgieron infinidad de faltas pero ninguna con una consecuencia severa, tuvieron tres oportunidades dentro del área en donde los mexicanos se vieron involucrados pero el silbante Ricardo Montero no cedió a las peticiones de los jugadores, por lo que en ningún momento se marcó una pena máxima.

Aunque la jugada que sin duda desató a todos y fue clave también para que cambiará el rumbo del partido fue la de Hirving “Chucky” Lozano, en donde el recibe un balón dentro del área y se ve que hay un empujón por parte de la defensa de Trinidad y Tobago, por lo que el jugador mexicano cae en la rodilla del guardameta Marvin Phillip, quedando totalmente inconsciente.

Después de esta polémica jugada llegaría Edson Álvarez para quejarse con el silbante, debido a que no marcaba nada a favor de los mexicanos, tras la protesta Ricardo Montero decide mejor amonestar al futbolista del Ajax.

Pero no todo terminó aquí, ya que por primera vez en la historia de la Copa Oro llega el apoyo de la tecnología del VAR (Árbitro Asistente de Video – Video Assistant Referee). En el 2019 se decidió no usarlo debido a que muchos de los torneos importantes ya usaban este recurso, por lo que la Concacaf decidió rechazarlo hasta este año, pero al parecer no ha cambiado nada.

Hirving Lozano salió del terreno de juego con un collarín directo hacía el hospital, en donde por suerte solo quedó en el susto y se encuentra recuperándose de la mejor manera.

El fútbol es un deporte con reglas bastantes sencillas y una que es primordial para cualquiera de los árbitros es que si existe un contacto por detrás sin tocar el balón por más ligero que sea se debe de marcar la pena máxima, puesto que al parecer todos hicieron de la vista gorda y nadie decidió sancionar, ni siquiera con el apoyo del VAR.

Es por esta razón que la Federación Mexicana de Fútbol (FMF) ha mandado una petición a la Concacaf para manejar este mal arbitraje y evitar que jugadores de alto nivel de la selección sufran este tipo de lesiones sin obtener ninguna inferencia, es por eso también que en una de las cuestiones que se le piden es inhabilitar a Ricardo Montero por su actuación en el pasado partido de México.

En el encuentro solo hubieron dos amonestaciones, una fue por parte de Álvarez por la protesta y la segunda amarilla fue para Alvin Jones, el mismo jugador que empujó al Chucky en esa dolorosa falta que deja a Lozano sin la oportunidad de seguir jugando en la Copa Oro, teniendo que ser la segunda tarjeta para este jugador.

A %d blogueros les gusta esto: