24 julio, 2021

El mercado de Streams, más oferta que Demanda.

Hay que admitirlo, todos nosotros que jugamos videojuegos en algún momento hemos hecho una jugada que es digna de volver a ver y de compartirla en redes sociales, pero nada comparable con la emoción del momento y que mejor que gente viendo tus acciones en vivo, de ahí la magia de un stream.

Hoy día todos nosotros hemos escuchado sobre Twitch y sus servicios, así como de Facebook Gaming o de la ya difunta Mixer, sea cual sea la idea es prácticamente la misma, una persona crea su cuenta, se pone a jugar, transmite en vivo lo que juegue y la gente entra a verlo, aun así, este servicio comenzó a evolucionar al punto de que aquellos streamers suelen usar los streams solo para platicar con sus fans y convivir.

Sea cual sea el contenido del stream, no es sorpresa que uno puede ganar dinero si tiene audiencia suficiente, así como con YouTube, y en particular con Twitch, la gente puede donarle a su streamer para contribuir con el y de el mismo modo suscribirse por cierto costo. Es por esto que el silogismo de muchos es ganar dinero haciendo lo que les gusta que es jugar videojuegos, y por eso cada vez más y más gente se abre una cuenta y empieza a streamear con la esperanza de crecer algún día.

Aun así, el mercado de stream se ha convertido en uno saturado de oferta y con una demanda que no alcanza para poder estar presente en cada uno de esos en directos, al grado de que hay cientos o miles de personas con 0 personas. En contraste, hay muchos que ya traen historia detrás como el Rubius o algunos otros que por su forma de ser e igual trayectorias, crecieron de forma abrumadora en meses, como en el caso de Ibai, mejor streamer de 2020, que suelen tener mas de cien mil personas recurrentes todos los días, como mínimos, y, por si fuera poco, hace unos días, The Grefg, un youtuber de antaño, consiguió la cifra de 2,4 millones de espectadores simultáneos, batiendo todos los récords anteriores y por mucho.

Estos son los dos extremos de la balanza, pero aun así, es una realidad que es presente en la mayoría de los casos, así como hay gente que no ha conseguido un solo viewer en la plataforma, muchos otros gozan de un éxito gigantesco y esta situación solo se vuelve cada vez más notoria conforme más gente entra a la plataforma, esperando cumplir un sueño, una situación que ya se vivió con YouTube años atrás y que desafortunadamente es una realidad de mercado que no se va a poder cambiar.

A %d blogueros les gusta esto: