11 abril, 2021

El efecto del enojo a nuestra salud

De manera cotidiana pensamos que los problemas de salud que llegamos a tener son o por sucesos imprevistos o por no cuidar nuestra manera de vida de forma correcta en factores comunes como alimentación y ejercicio.

Pero qué pasaría si supieras que el estar bien de salud también influye el que tu estado de ánimo o los sentimientos que tenemos en algunas partes del día no sean negativos.

Esto cambia por completo la percepción que se tiene acerca de los medios de “transmisión” de una enfermedad.

Podemos hablar de cómo el enojo en exceso puede afectar a nuestra salud en grandes maneras, pues todo esto va de sensaciones mínimas como un dolor de cabeza hasta llevarnos a una operación o la misma muerte.

Como en todos los casos el vivir molestos o tristes puede acarrearnos diversas tensiones musculares externas e internas en el cuerpo o en alguno de los distintos órganos.

Hablemos primordialmente lo que significa estar enojado, esto se refiere a una respuesta por parte de nosotros de manera agresiva ante cualquier situación que en nuestra mente parezca hostil.

Según un estudio en la universidad de Harvard una de cada 100 mil personas al sufrir un enojo fuerte sufren un ataque cardiaco, lo cual no es un tema de alarma, pero se garantiza que si una persona se enoja más de 5 veces al día el riesgo aumenta 158 veces más.

Pero esto a la larga tiene consecuencias y entre las más comunes se encuentran los ataques al corazón, dispepsia funcional, migraña, problemas en los pulmones o colitis.

A %d blogueros les gusta esto: