9 mayo, 2021

“EL COVID-19 NO ES NUESTRA UNICA ENFERMEDAD”

Antes de la existencia de COVID-19 había múltiples enfermedades que alertaban al mundo entero, o el contagiarse de ellas era un tema de él que muchas personas se cuidaban, tal es el caso del polio o sarampión.

En los últimos meses el combatir al virus que nos está causando la pandemia, caída económica está, parece ser la mayor prioridad para los gobiernos, pues regresar a la normalidad de hace unos meses es urgente.

¿Pero qué hay de las demás enfermedades contagiosas pero que son prevenibles en mayor manera?

En los últimos días gracias a estudios de la ONU se pudieron detectar a tiempo los resurgimientos de grandes contagios en polio y sarampión, siendo estas enfermedades riesgosas para niños y adultos.

 Al saber esto se está pidiendo  una actuación de carácter urgente para evitar el resurgimiento de estas enfermedades en distintas regiones.

La pandemia del coronavirus provoca la interrupción de los servicios de vacunación en los países más pobres del planeta, y por ahora se solicitan 655 millones de dólares a la comunidad internacional de donantes para poder combatir un rebrote de esto.

Y la gran diferencia de lo que ocurre con el coronavirus, se dispone de las herramientas y los conocimientos necesarios para combatir ambas enfermedades, pero que hacen falta los recursos.

También se busca un compromiso de parte de las naciones vecinas o lejanas para recibir el apoyo monetario y evitar que miles de niños lleguen a morir por la falta de cuidados que se les da en su país teniendo enfermedades como estas.

La UNICEF Y ONU están trabajando en conjunto para encontrar una solución tanto en recursos como en cuidados y no abandonar a miles de niños en situación de pobreza con estas graves crisis sanitarias.

A %d blogueros les gusta esto: