9 mayo, 2021

El Ártico se está convirtiendo de
color negro por un nuevo
combustible “alquitrán”

¿Alguna vez habías escuchado hacer de oil HFO? El “oil HFO” es un combustibles que se parece
al alquitrán, normalmente a es ubicado como “combustible búnker” todo esto es porque es la
destilación y el craqueo del petróleo, está sustancia es muy contaminante ya que normalmente
se usa como combustible para el transporte marítimo. Al norte de nuestra Tierra se observar un
agente extraño que hasta ahorita se le conoce como “hielo negro”, esto es muy alarmante para
los científicos y todos, además de lidiar con el cambio climático esto no favorece del todo.
Para buscar una solución se realizó una reunión dirigida por la organización Ecología y Sociedad
(Ecodes), comenzaron a hablar acerca de la situación que está pasando en el Ártico, el cuál es
cómo un congelador que ayuda a mantener a la Tierra estable, es muy preocupante ya qué hay
evidencias que existe deshielo que se ha perdido en 30 años, este deshielo perdido equivale a
tres cuartas partes del hielo marino, el cual este verano se ha roto un nuevo récord del cual no
tendríamos que sentirnos muy orgullosos porque la temperatura del océano está en ascenso
Que fuerte e impactante ha de ser llegar a Groenlandia y posar un hielo de color negro. Jason
Box, es un científico americano que se ha encargado de analizar y estudiar dicho fenómeno, el
comenta que gracias a sus investigaciones es posibles que el glaciar tenga ese color por los
incendios pero también por eso uso en las cercanías del infumable HFO. Su color del glaciar se
va perdiendo porque pierde su capacidad de reflejar el calor que recibe la Tierra.
Sabiendo que el “alquitrán” es muy peligroso aún tendremos que esperar casi un lustro para que
se detenga, teniendo en riesgo los hielos árticos, los cuales seguirán derritiéndose y teniendo
más tráfico marítimo en varias zonas. En dicho evento se decidió que para Julio de 2024 se va
a prohibir definitivamente el transporte de este HFO por lo dañino que es para el Ártico.
Para el director de Ecodes, Víctor Viñuales, está claro que este es otro ejemplo de que aunque
siempre es mejor, y además más barato, actuar para prevenir que esperar a que el desastre esté
encima, no siempre somos capaces de verlo. “Esas excepciones y exenciones son vías de agua
a tapar, porque en otro caso el impacto de la prohibición será tardío y pequeño”, afirmaba.

A %d blogueros les gusta esto: