24 julio, 2021

Dimite el presidente de Kosovo tras acusaciones por crímenes de guerra

La historia de Kosovo resulta bastante tumultuosa desde hace ya varios siglos. Siendo escenario de varias guerras y disputas, esta nación tiene un pasado del que es difícil escapar.

Y precisamente esto fue lo que le sucedió al expresidente Hashim Thaçi, quien fue acusado desde el 24 de junio por los fiscales del Tribunal Especial para Kosovo de La Haya de haber perpetrado crímenes de guerra durante la guerra con Serbia.

«Nadie puede reescribir la historia», declaró Thaçi ante el  tribunal. «Estoy dispuesto a afrontar el nuevo reto y a ganar, por mi hijo, mi familia, mi pueblo y mi país».

El conflicto con Serbia se puede remontar a la segunda mitad del siglo XIX, cuando el Imperio Otomano le cedió el territorio de Kosovo a esta nación y a Montenegro tras la derrota en los Balcanes. Esto mientras se daba el “Despertar Nacional de Albania”.

Después de la Primera Guerra Mundial, ambas naciones se anexaron a Yugoslavia, por lo que aumentaron las tensiones entre las comunidades de Kosovo y los serbios.

Esto culminó con la guerra de Kosovo (1998-1999) donde Thaçi fungió como comandante político de la guerrilla independentista albano-kosovar (UCK), con el propósito de independizarse de Serbia.

Durante el conflicto entre las fuerzas serbias y la guerrilla albanesa murieron más de 13,000 personas (en su mayoría albaneses). Este terminó luego de una campaña de bombardeos que obligó a los serbios a retroceder.

Al día de hoy, Serbia sigue sin reconocer a Kosovo como una nación independiente, aun tras su proclamación en 2008 y los esfuerzos que la comunidad internacional ha realizado para normalizar las relaciones entre ambas naciones.

El día de ayer se confirmó la inculpación de Hashim Thaci por crímenes de guerra y de lesa humanidad.

«Hace unos instantes fui informado oficialmente de que un juez del tribunal especial confirmó mi acusación», declaró Thaci para después anunciar su dimisión como presidente de Kosovo. 

Sin embargo, el mandatario continúa defendiendo su inocencia, justificándose en que “la mayoría de los habitantes de Kosovo están de acuerdo con sus métodos para alcanzar la independencia.

A %d blogueros les gusta esto: