25 junio, 2021

Descubren un extraño ruido en Marte

Fue un transporte espacial que está en Marte el que grabó los sonidos de otra nave. El rover robótico Perseverance usó uno de sus 2 micrófonos para oír el cuarto vuelo del dron Ingenuity el 30 de abril de 2021. Actualmente, se ha completado el procesamiento de aquel audio y se ha combinado con una filmación desarrollada además por el Perseverance.

El micrófono fue empleado de cierta forma como parte de un sistema láser (SuperCam) con el cual Perseverance dispara como relámpagos láser contra piedras a partir de cierta distancia, con el fin de estudiar su vapor con un espectrómetro para consultar su estructura química. El micrófono del instrumento registra los sonidos causados en las piedras por aquellos disparos láser. Tales sonidos dan datos sobre las características físicas de las piedras, tales como su dureza relativa.

El micrófono además puede registrar el sonido ambiental, como el viento marciano. Con el Perseverance aparcado a 80 metros del sitio de despegue y aterrizaje del helicóptero robótico, los accesorios de la tarea no estaban seguro de que el micrófono fuese capaz de captar cualquier ruido del vuelo. A la gran distancia se debe añadir el hecho de que la atmósfera marciana transmite peor que la terrestre el ruido por tener una densidad bastante inferior. Además, unas ráfagas de viento marciano a lo largo de los primeros instantes del vuelo provocaron un sonido que dificulta oír al dron. No obstante, en la filmación, gracias al procesamiento llevado a cabo para incrementar el volumen de este sonido por arriba de los otros sonidos de fondo, es viable oír razonablemente bien el zumbido del Ingenuity. 

Se debe considerar que los sonidos no se escuchan en la atmósfera de Marte con los mismos aspectos acústicos que en la de la Tierra, por lo cual sonidos que aquí reconocemos con facilidad suenan de forma extraña en Marte. El sonido del dron a medida que vuela en Marte además resulta un tanto raro.

«Es una sorpresa muy buena», declaró David Mimoun, profesor de ciencias planetarias en el Instituto Superior de Aeronáutica y Espacio (ISAE-SUPAERO) en Toulouse, Francia, y responsable científico del micrófono de la SuperCam. «Habíamos realizado pruebas y simulaciones que nos decían que el micrófono apenas captaría los sonidos del helicóptero, ya que la atmósfera de Marte amortigua mucho la propagación del sonido. Hemos tenido la suerte de registrar el helicóptero a esa distancia. Esta grabación será una mina de oro para nuestra comprensión de la atmósfera marciana».

A %d blogueros les gusta esto: