6 mayo, 2021

Descubren tres enanas marrones más rápidas en su rotación

Se descubren tres estrellas enanas marrones con diferencias que las posicionan entre las enanas marrones comunes y el plantes Júpiter.

Las enanas marrones a veces se definen como «estrellas fallidas». Son objetos con masas  de un tamaño entre el de Júpiter y el de las estrellas pequeñas, por lo que es difícil clasificarlas claramente como estrellas o planetas. Un estudio reciente encontró que, entre tres fascinantes cuerpos celestes, una característica sobresaliente es que giran a una velocidad mayor que cualquier otra estrella del mismo tipo. Puede estar muy cerca de la velocidad máxima que una enana marrón puede soportar sin romperse. 

Usando datos recopilados por el telescopio espacial Spitzer de la NASA los equipamientos de Megan Tannock, de la Universidad de Western Ontario en Canadá, hicieron novedosas mediciones de rapidez de rotación para estas enanas marrones. Las 3 estrellas fueron descubiertas siguiendo el 2MASS (medición de 2 micrómetros para todo clima) a partir del área de la tierra. Tannock  y su equipo confirmaron la medición de la rapidez de rotación usando visualizaciones de los telescopios de tierra Gemini North y Magellan. Ellos creen que estas tres enanas marrones de rotación ultrarrápida tienen la posibilidad de estar bastante cerca del límite de rapidez de rotación, más allá del cual colapsarían las enanas marrones. 

El diámetro de estos cuerpos es alrededor del mismo que el de Júpiter. Sin embargo, su peso es de 40 a 70 veces más grande. Todos ellos giran alrededor de cada hora. En contraste, una enana marrón más instantánea gira cada 1,4 horas y Júpiter gira cada 10 horas. Teniendo presente su tamaño, esto quiere decir que la más grande de las 3 enanas marrones gira a una rapidez de bastante más de 100 kilómetros por segundo o unos 360.000 km/h.

Como dato: 

Mientras más veloz gire la enana marrón, más estrechas van a ser las bandas atmosféricas de diferentes colores. Varias enanas marrones son bastante brillantes en luz visible, sin embargo acostumbran ser más brillantes en longitudes de onda infrarrojas, que son más largas de lo que el ojo humano puede ver. Para planetas gaseosos como Júpiter y Saturno, las enanas marrones permanecen compuestas primordialmente de hidrógeno y helio.

Gracias a tantas variaciones en medio de las velocidades conocidas de cada una de estas enanas marrones, en la investigación se pudo observar que las tres enanas marrones más rápidas descubiertas hasta ahora poseen casi exactamente la misma rapidez de rotación (aproximádamente rotando por hora). Cabe mencionar que eso no significa que las tres enanas marrones son similares, ya que son físicamente diferentes.

A %d blogueros les gusta esto: