14 abril, 2021

Cura ortodoxo griego herido por disparos en Lyon; más sospechosos detenidos por el atentado de Niza.

Al suroeste de Francia, un sacerdote católico ortodoxo de nacionalidad griega fue atacado mientras cerraba las puertas de su iglesia.

Esto sucedió el día de hoy alrededor de las 4 de la tarde, en el barrio de Jean Macé en la ciudad de Lyon.

El cura fue atacado con una escopeta de cañones recortados, sin embargo aún continúa con vida aunque su estado no es estable.

La policía francesa desplegó varios pelotones de efectivos en el barrio para buscar al agresor, quien se fugó después de disparar al hombre. Igualmente, la policía le pidió a la población francesa evitar la zona.

Este ataque se suscitó solo dos días después del atentado de Niza en el que un hombre musulmán y refugiado de Túnez entró a una iglesia en la que asesinó a tres personas.

Al respecto, el día de hoy fueron detenidos dos hombres por ser sospechosos de tener relación con el atentado. Actualmente se encuentran custodiados por la policía y pronto serán interrogados.

El presidente francés, Emmanuel Macron, habló al respecto de los ataques recientes en Francia durante una entrevista en un programa televisivo de Qatar.

Durante esta entrevista, Macron dijo que entiende que las caricaturas puedan molestar a los musulmanes: “Puedo entender que la gente se sorprenda con las caricaturas, pero nunca aceptaré que la violencia se pueda justificar. […] Considero nuestro deber proteger nuestras libertades y nuestros derechos”, expresó.

Es prudente recordar que los recientes ataques se atribuyen a la republicación de las polémicas caricaturas de Mohammed en el semanario Charlie Hebdo (luego de que comenzaran los juicios contra los perpetradores del atentado).

A raíz de esto, el profesor Samuel Paty mostró durante una clase las caricaturas (esto después de advertirle a los alumnos musulmanes y con el objetivo de iniciar un diálogo respecto a los límites de la libertad de expresión). Paty fue decapitado a dos calles de la escuela donde laboraba por un joven extremista quien se enteró de esto por medio de foros en las redes sociales.

Luego de esto, Macron declaró que “Francia no renunciaría a las caricaturas” lo que provocó una ola de indignación en los países islámicos. 

En estas naciones se organizaron varias marchas contra el presidente donde se quemaban retratos suyos o banderas francesas. Igualmente se retiraron los productos franceses de muchos supermercados.

Macron también declaró que se reforzaría la seguridad en templos religiosos y en escuelas.

A %d blogueros les gusta esto: