20 abril, 2021

Costa Rica: ¿Protestas o Disturbios?

El día miércoles 7 de octubre se cumplió una semana desde el inicio de las protestas en Costa Rica que reclaman la estrategia del presidente Carlos Alvarado para estabilizar el país a través de un plan de austeridad y el alza de impuestos sobre el sector inmobiliario. Logrando así saldar un posible préstamo de 1,750 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional. De esta manera se amortiguaría el fuerte impacto negativo que la pandemia del Covid-19 ha tenido sobre el país. Sin embargo, la nación también corre el riesgo de convertirse en un esclavo del FMI, quien planea absorber y privatizar algunas de sus instituciones más importantes (como el Banco Internacional de Costa Rica).

Las protestas, que en un inicio contaban con alrededor de 900 personas, han crecido. Incluso transformándose en violencia en la región de Limón. La respuesta igualmente agresiva de la policía ha registrado una cifra de 60 personas detenidas durante el fin de semana. Ante la presión social el presidente Alvarado ha cancelado su propuesta. Sin embargo, las manifestaciones continúan.

La población, que antes sólo insistía en la cancelación del plan de apoyo ante la pandemia ha tomado esta oportunidad para exigir la prohibición de cualquier tipo de acuerdo que intente hacerse nuevamente con el Fondo Monetario Internacional. Carlos Alvarado ha contestado estas demandas acusando a los protestantes de seguir en pie por sus tratos económicos con grupos de choque e, incluso, con el crimen organizado. Irónicamente, ciertos contingentes han reconocidos que estos ataques son ciertos, con lo que las protestas se han conducido bajo un margen de violencia y enfrentamientos con las fuerzas de seguridad desde el inicio de la semana.

Tan sólo el día de ayer los oficiales de policía que respondían a las manifestaciones fueron atacados con piedras y cocteles molotov a pocos kilómetros de la capital del país. Además de estos enfrentamientos los bloqueos en las carreteras siguen obstaculizando la recuperación económica del país y han incrementado los casos de quema de vehículos que transportaban mercancías.

A %d blogueros les gusta esto: