7 mayo, 2021

Patients with a breathing problem wait inside an ambulance to enter a COVID-19 hospital for treatment, amidst the spread of the coronavirus disease (COVID-19) in Ahmedabad, India, April 19, 2021. REUTERS/Amit Dave

Coronavirus: Dos mundos distintos

La India se encuentra en medio de uno de los peores brotes de coronavirus del mundo, con los últimos reportes indicando cerca de 115 muertes por hora en todo el país.

Actualmente, la nación asiática acumula más de 17 millones de contagios desde el comienzo de la pandemia, sin embargo hay quienes estiman que esta cifra puede ser hasta 30 veces mayor.

Esto significaría un aproximado de 50 millones de contagiados únicamente en este país.

Esta hipótesis se basa en la falta de infraestructura para registrar los contagios y las muertes, tendencia que se ha visto en muchos países pobres a diferencia de los conteos con márgenes de error muy reducidos en las naciones más adineradas.

Asimismo, tanto trabajadores de salud como científicos en la India han advertido sobre la falta de pruebas (que ha aumentado desde la primera ola pero sigue sin ser suficiente) así como la falta de transparencia por parte de los organismos gubernamentales para publicar los datos.

Según información de los centros de cremación, estos se encuentran activos casi todo el día, todos los días.

Incluso se ha rebasado la capacidad de estos, provocando cremaciones generales en las calles.

Como resultado de la grave crisis sanitaria que atraviesa la India, se ha reportado un éxodo que comenzó únicamente para estrellas de Bollywood y millonarios, pero que ha escalado a que cualquiera que pueda costear un jet privado lo tome para huir del país.

Esta información fue aportada por Rajan Mehra, director ejecutivo de Club One Air, empresa de jets privados.

Sin embargo, varios países alrededor del mundo han impuesto restricciones de viaje para personas provenientes de la India, por lo que en los últimos días se ha visto un aumento en las salidas de último minuto.

Contrastando con la crisis que se vive en la India, en Estados Unidos el día de hoy el presidente Joe Biden declaró que el uso de mascarillas en espacios públicos al aire libre ya no es obligatorio para personas que hayan recibido la vacuna.

Asimismo, el gobierno de Washington anunció el envío de 60 millones de dosis de la vacuna AstraZeneca a otros países que “la necesiten más”. Igualmente, uno de los factores principales para estas donaciones es el hecho de que esta vacuna no ha sido aprobada para su uso en este país.

La amplia disponibilidad de vacunas en naciones adineradas presenta serias dudas sobre la repartición justa de la única herramienta de la humanidad en contra de una pandemia que ha azotado al mundo durante más de un año.

A %d blogueros les gusta esto: